Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

viernes, 3 de enero de 2014

LOS PAJES DE LOS REYES MAGOS.



Desde hace siglos se viene hablando de los Reyes Magos de Oriente, pero nadie se acuerda casi nunca de los pobres pajes y de las panzás de trabajar que estas criaturas se han dado. Estos sirvientes de los reyes realizan el trabajo sucio, y desde hace cientos de años su labor no ha sido recompensada ni apenas reconocida, ya que ellos son los que cargan y descargan los juguetes, dirigen a los camellos, y realizan cientos de labores para que todo esté en orden. Así que yo quiero rendirles este pequeño homenaje, pero es que además y para más inri, muy pocos saben que los primeros pajes de los Reyes Magos, eran españoles, sí...si... como lo oís, así que quiero contaros un poco de sus vidas. El paje de Melchor nació en Mérida (Badajoz) se llamaba Carmelo y durante quince años estuvo trabajando en el matadero pasando por cuchillo a cerdos, hasta que un día tras adeudarle el salario de siete meses, se enzarzó en una disputa con el capataz del matadero, y no le quedó otra opción que tirar mano de cuchillo y rebanarle el pescuezo al sujeto como hacía con los gorrinos. Para no acabar en la horca, salió por patas y se refugió en Portugal. Allí permaneció una temporada, hasta que embarcó en una galeón griego y tras un periplo por esos mares fue a parar a la antigua Mesopotamia donde se casó con una hebrea y tuvieron once hijos. Por medio de una prima de la mujer que por cierto era lesbiana, conoció al rey Melchor y éste le pidió que formase parte de su equipo. El paje que estuvo al servicio del Gaspar nació en Burriana (Castellón) lo bautizaron con el nombre de Isidro y era de familia adinerada, de labradores de toda la vida, que poseían numerosos campos de naranjos y tierras de regadío. Fue un hombre muy corpulento y trabajador infatigable, pero tenía el defecto que le daba al vino, y cuando se emborrachaba cantaba saetas. Su mujer que era una mala víbora no soportaba su cante, y le zurraba de lo lindo. Cada vez que pasaba por el pueblo con los ojos morados, la gente le preguntaba que qué le había pasado, y como le daba miedo y vergüenza decir que había sido la bicha de su mujer, decía que el cura del pueblo le pegaba. Hasta que un día, harto ya de que la mujer le crujiera los riñones, ató el macho al carro y se fue de Burriana. Llegó hasta Persia, y en una feria de ganado se tropezó en un puesto con Gaspar que andaba de trato para comprar dos camellos, pero el mercader, pretendía engañarlo y sacarle por los camellos un dineral, cuando los camellos estaban muy mal de salud, ya que uno tenía reuma, y el otro desviación de columna. Isidro se dio cuenta del percal ya que también entendía de animales y se lo hizo saber a Gaspar de que el mercader pretendía timarlo. Gaspar se llevó los camellos, pero por un tercio de lo que le pedían, y se dijo asimismo: -a otro se los colaré-. En agradecimiento le dijo a Isidro que si quería trabajar para él, ya que además de la tarea de estar preparando regalos varios meses al años, en palacio necesitaba un tío fuerte como él, para que pusiese a raya a los enanos que le recogían el algodón. El paje sirviente de Baltasar, era de Ayamonte (Huelva), aunque éste nació allí por casualidad. Los padres eran senegaleses y en el viaje de novios llegaron hasta tierras onubenses, y como la madre venía a punto de parir, en Ayamonte soltó el paquete. Pero los muy sinvergüenzas de los padres cuando lo vieron tan negro, no lo quisieron y lo abandonaron en el hospicio. En la casa cuna le pusieron por nombre Quique, y Quique estuvo allí hasta que tuvo veintisiete años, pero un día la madre superiora le dijo, que ya estaba bien de comer a la sopa boba, y de que hiciese camino. Quique se encargaba en el hospicio de las limpiezas domesticas, y de hacer algún que otro recado, pero a pesar de que salía poco todavía tuvo tiempo de dejar preñás a dos hermanas siamesas que regentaban una pescadería muy cerca de la casa cuna. Pero la sorpresa fue que cuando las siamesas parieron, los hijos que tuvieron eran rubio platino. Por este motivo, respiró y no le pudieron meter mano, pero con el ultimátum que la había dado la monja, no le quedó otra que replegar los pocos bártulos de los que disponía y marcharse de allí. Quique se enroló con un grupo de mercenarios y guerreó en Indonesia y Pakistán, y en las Guerras Púnicas lo rechazaron por corto de talla, sino no deja un romano vivo. Conoció a Baltasar en una casa de citas de Siria, y cuando este le vio le dijo: -Coño eres negro como yo- y le pasó el brazo por el cuello diciéndole: -Vente a trabajar conmigo, que ya estoy harto de tener que pintar todos los años aún jodido blanco para que me haga de negro- Esto a Quique le tocó la fibra, y sin dudarlo se marchó con él. Y este ha sido el tributo que les rindo a aquellos pajes y compatriotas nuestros que entregaron más de media vida en pro de los niños, preparando paquetes y regalos, para que los niños de medio mundo fuesen felices, porque el resto por desgracia no lo son. Ya está bien que sean sólo los Reyes Magos los que se colmen de honores y cuelguen medallas.   

38 comentarios:

  1. GRACIAS POR VUESTRA HUELLA, QUE TERMINÉIS DE PASAR BIEN LAS FIESTAS, Y QUE LOS REYES MAGOS OS COLMEN DE REGALOS.

    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja Excelente, Rafa, Un verdadero tributo a los pajes de los Reyes magos que en definitiva, hacen todo el trabajo y los otros se llevan los honores!!!

    Feliz Año Nuevo, y que el 2014 te traiga todo tipo de bienaventuranzas!!! y mucha creatividad, que te sienta genial.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Esto si que me parece creíble y no la historia oficial.

    Gracias por desvelarla Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Con reyes o reinas que lo pases en grande en 2014 !

    ResponderEliminar
  5. Se lo merecen, gracias por acordarte de ellos, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. jajaja eres genial mi Rafa.
    Un fuerte abrazo amigo.
    Carlos.

    ResponderEliminar
  7. Yo siempre me río con tus publicaciones pero con esta no voy a parar en todo el día.
    La enlazaré a mi lateral hasta un día después de la festividad de los reyes ja ja ja. Muy bien Rafa, debes seguir explotando este género literario, se te da de perlas y es un estilo poco aprovechado en las letras hispanas.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  8. Rafa, qué bonito homenaje.
    Ya está bien que otros se lleven los honores, quien vale, vale.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Mecachislamar, que historiones!!
    Tienes toda la razón, no pensamos en los pajes para nada, gracias a ti los conocemos mejor y los tendremos en cuenta. Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Bonita historia.
    Como veo que tienes mano con ellos, pregúntales que hay por fin de la burra y el buey.
    Un abrazo, Rafa.

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno Rafa, los pobres pajes también tienen derecho a su minuto de fama. ¡Ya era hora que alguien los reivindicara!
    Genial esta entrada, divertida y con mucha imaginación.
    Al de Mérida creo que lo conozco, soy casi paisano suyo...:)

    Y lo de la columna desviada del camello, impagable...jajajaja

    Abrazos y que no decaiga el humor en el nuevo año. Al menos eso no nos lo van a poder quitar.

    ResponderEliminar
  12. Yo al paje del negro ya le veía un poco suelto, pero no tanto como para andar preñando siamesas.
    en fin, que con semejantes subalternos se entiende que pidas lo que pidas te van a traer lo que les de la gana.

    ResponderEliminar
  13. JAJAJAJAJAJAJAJAJAAJA, NO RAFA, ESOS MANES ERAN COLOMBIANOS. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. FULLL TU IRONÍA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  14. Todas las mentiras repetidas millones de veces se combirtieron en Dogmas
    Pero al final siguen siendo eso,mentiras

    ResponderEliminar
  15. GRACIAS A TODOS, OS LO AGRADEZCO DE VERDAD. SI HE CONSEGUIDO HACEROS SONREÍR ME DOY POR SATISFECHO. CON LOS TIEMPOS QUE CORREN, SI YA PERDEMOS EL HUMOR, NOS ACABAN COMIENDO.

    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  16. ajajajjajaaajjaja es tan cierto eso tan cierto que eso a dia de hoy no ha cambiado nada nada nada jajajajaa, te lo digo porque hace años que trabajé en la consejalía de Fiestas uuffffffff a mi me toco muchas veces y varios años estar jajajaja recogiendo ahi todos eramos pajes jajajajaj y ellos de lo lindo montado en los camello sen la cabalgat la madre que los pario jajajaja ni fuerza chico para un whisky jaja los termine odiando el carnaval y reyes no quiero saber mas nunca nada de eso jajajaj noi sabes como he reido jajaja anda que tú mil besos desde mi brillo del mar que te dejen mucho

    ResponderEliminar
  17. Queridísimo Rafa, venía tan cansada, paso a saludarte y no sólo me levantaste el ánimo, sino que me hiciste soltar una alegres carcajadas.
    Tu imaginación por lo grotesco y casi surreal, es enorme... Te armaste tres historias increíbles y reivindicaste a los que trabajan para los Reyes, que son los que se llevan siempre todos los laureles.
    Te felicito.
    Un abrazo de corazón.

    ResponderEliminar
  18. No se les aprecia por culpa del sindicato de pajes, que distrae sus cuotas en langostinos y orgías varias. Lo sé de buena tinta.

    ResponderEliminar
  19. Muy buena tu versión de la historia de los reyes magos, original y bastante ingeniosa, saludos.

    ResponderEliminar
  20. Mira tu de lo que se entera uno, no sabía que los Reyes Magos tuvieran pajes, es más pensé que todo era un invento, que no existieron ni nada.


    Beso Rafa

    ResponderEliminar
  21. Lo he leído ahora, que anoche lo vi, y me dije: qué largo¡ lo dejo para mañana.
    Muy buena entrada,Rafa.
    Bss y que los magos, te dejen algo de regalo

    ResponderEliminar
  22. Eres un crack.
    Me quedo con Quique...
    Y sí, que el humor no nos falte.
    Besos, Rafa.

    ResponderEliminar
  23. Jajajajaja buenísima historia. Con tu homenaje te has librado del carbón fijo.. :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Buena entrada, un homenaje simpático y divertido, Rafa, ya sabía yo que eras bueno para las Tontás, tienes mucha imaginación y creatividad y eso hay que aprovecharlo, no lo dudes.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  25. Era el "sotanas" el que tenía poseída a la mujer que era una santa.

    Jajajaa, de Burriana a Persia en un pis pás, mira que me he reído.

    Un abrazo y felices reyes, por aquí ya vino el gordo de rojo.

    ResponderEliminar
  26. Vaya, el segundo paje, Isidro, era de La Plana y yo sin enterarme...

    Gracias por tus lecciones de historia, hace falta más cultura en este país y gracias a ti el nivel sube :)

    ¡¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  27. Rafa Atrayente información buen comienzo de año
    Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  28. Pues la verdad, que la historia que cuentas es más creíble que otras que oímos por ahí...
    Divertida y simpática.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Me gusta más tu versión alternativa.
    Muy currada.
    Suerte con los regalos!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Déjate de chorradas, pareces un niño, no te has enterado todavía que los Reyes y los pajes son los mismos, ¡¡crece hombre, crece!!.

    Un abrazo y un mejor año

    ResponderEliminar
  31. Un saludo Rafa, feliz día de reyes.

    ResponderEliminar
  32. Cuando puedas, pásate por mi blog. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Todo podría ser...por qué no?
    Me gustó la creatividad.
    Abrazos y feliz año.

    ResponderEliminar
  34. ¡Jajaja! Me has regalado la primera risa del día de reyes que no es poco. Más largo el relato de lo que nos tienes habituados, pero se me ha hecho corto. Muy solidario con los de abajo, con el pueblo llano.
    ¡Feliz día de Reyes!

    ResponderEliminar
  35. por eso acá no se hacen estas fiestas, eso de andar de servidumbre no se estila desde la Independencia de la corona española jajajaj
    lo que si se recuerda es la Pascua de los Negros
    en épocas de la colonia, los misericordiosos españoles dejaban que sus esclavos negros en el día de reyes tuviesen un día para "descansar" , era su forma colonial de expiar los malos tratos y culpas de conciencia jajaja

    ya ves la historia siempre tiene sus sabrosos cotilleos de pasillo jajaja

    abrazos

    ResponderEliminar
  36. Como suele ocorrir,las mentiras se hacen verdades,pero de esos mitos siempre hay sectores de la sociedad
    capaz de sacarle rendimieto
    Eres un humorista
    Saludos

    ResponderEliminar
  37. jajjajajajja que post más alucinante, eso si que es historia verdadera jajjaja. Besos.

    ResponderEliminar