Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

jueves, 25 de mayo de 2017

FOTOS DE ONTENIENTE (VALENCIA).

Onteniente, (Ontinyent) en valenciano, está a 87 kilómetros de Valencia y cuenta con una población de 36.000 habitantes. En invierno hay días que hace bastante rasca, y aunque no suele ser lo habitual, hay años que también ven la nieve. En esta población se celebra el tradicional “Bou en Corda”,  “Toro de Cuerda” en castellano, también llamado “Toro de la Purísima Concepción”, ya que el festejo mayor se celebra ese día. Se trata de una fiesta taurina con varios siglos de historia. Esta población junto a Chiva (Valencia) son de los pueblos de España que más tradición y raigambre tienen en este tipo de festejos. Tanto a Onteniente como a Chiva acuden miles de personas a presenciar estas fiestas. En España hay unos cien pueblos que celebran estos festejos, y los “toros de cuerda o “toros enmaromados”, son unas fiestas que antaño se llevaban a cabo para demostrar el poder del pueblo sobre el feudalismo, y corriendo toros por las calles era la forma de manifestar que el pueblo llano era más poderoso. El toro era símbolo de fuerza y poder, y doblegando al animal corriendo dominaban al señorío.  En Onteniente tienen la peculiaridad de que a los toros les enfundan los cuernos con dos bolas en las puntas, lo que hace que su festejo sea diferente al resto.  (Sé que de la gente que me visitáis no sois nada dados a los festejos taurinos, pero yo lo cuento porque es de lo más representativo de la localidad, y por supuesto aparte la población tiene lugares dignos de ver, como su casco antiguo). También son muy famosas las fiestas de “Moros y Cristianos”, y las de Onteniente junto a las de Alcoy (Alicante) son de las más famosas de España. Hay que recordar que toda la zona levantina durante siglos fue uno de los grandes feudos musulmanes, de ahí que en gran parte de la Comunidad Valenciana, estos festejos estén incluidos en sus fiestas patronales. (Ya creo que lo comenté en su día, pero no me importa repetirlo. Algunas asociaciones de los musulmanes que viven en nuestro país, más de una vez se han quejado sobre las fiestas de “Moros y Cristianos”, porque dicen que atentan contra su cultura y costumbres, pues si no les gusta, que cojan el portante y que se vayan con viento fresco pero que no vengan tocando los cojones: ya solo faltaba que nos quitaran nuestras tradiciones). Si algunas fotos están torcidas; el torcido no es el paisaje, ni lo edificios ni las puertas: el torcido soy yo.  









































    

martes, 23 de mayo de 2017

MIS FRASES SENTENCIAS Y OTRAS OCURRENCIAS.


Con el dinero que se gastan las naciones en armamento, se paliaba el hambre en el mundo; pero para los países llamados “desarrollados”, les resulta más rentable el negocio de las armas y promover guerras que combatir la miseria. 

Gobierne quien gobierne, siempre hay algún medio de comunicación al servicio del poder: Son los lameculos que realizan una excelente labor, limpiándoles la mierda.

No me muestro indiferente ante las desdichas de nadie, pero tampoco muestro una empatía ciega: con tener que lidiar yo con mis dolencias diarias muchos días ya me vienen largos.

Unos de los mayores indeseables de la sociedad actual son los “trepas”, ésos hijos de puta y manipuladores que manejan a la perfección el arte del engaño para alcanzar sus metas.

Puedo pecar de insolente, pero conozco a varios tipos que van de comedidos y en el fondo son más descarados que yo: a estos los califico como mierdas.

Me gusta todo lo que carece de sentido, ya que si no lo tiene yo se lo daré. Lo real y empírico ya le dieron otros su significado.

Desde que cumplí los cuarenta siempre celebro mi cumpleaños con un año de retraso, así siempre soy un año más joven.

Si un viejo verde puede resultar asqueroso, una vieja verde es un demonio ardiendo.

Tengo varios defectos y uno de ellos es de oído, ya que por mucho que me hablen solo oigo  lo que me interesa.

No envidio a la gente que habla varias lenguas; si ya me cuesta trabajo sujetar la mía, solo me faltaba dominar la de otros.

Hablo mucho por teléfono con San Rafael, y me dice que no les mire tanto el culo a las mujeres. Cuando ya no se acuerda el muy pillo que él; hasta que no obtuvo la cátedra de arcángel les miraba las tetas.


En este país hemos llegado hasta tal extremo de mangoneo, que mucha gente está renunciando a recibir herencias, porque les cuesta más dinero las tasas que tienen que pagar por ley, que lo que van a percibir de patrimonio, y todo ello es con el firme propósito de que a cuenta de los más vulnerables, los sebosos que mangonean el tinglado sigan robando. 

miércoles, 17 de mayo de 2017

NO ME LLORES PORQUE ME HAYA IDO.


No me llores porque me haya ido
Ni salgas corriendo a buscarme
Ahora ya andaré por los Pirineos
Y de ahí saltaré a Flandes.
Ya no te acuerdas querida mía
De lo mucho que te quería
Y cuando no estaba la sopa fría
Un pelo en los fideos  había.
Y ya no hablemos de las cenas
Que cada día era peor
Cuando no era una lechuga
Me arreabas una coliflor.
El desayuno era un caos
Y merendar ni merendaba
Como mucho tres galletas
Que caducaron en pascua.
Me he quedado en los huesos
Solo con chepa y mala cara
Y con más hambre atrasada
Que un grillo en sierra Nevada.
Las orejas son dos arrugas
Y los brazos dos tiras de paja
La espalda la he perdido
Y solo la chepa me delata.
Y los ojos para que te cuento
Con los ojos que yo tenía
Ahora son dos lentejas
Y ni las moscas se arriman.
Ya no quiero seguir contando
Como tengo el resto del cuerpo
Porque si tiro más abajo
Encontrar no me la encuentro.
Tenía algo que me colgaba
Que creo que se llama miembro
Ahora lo que me cuelga
Es un cacho de pellejo.
Tú no eras así
Cuando yo te conocí
Con lo bien que me alimentabas
Y lo que has hecho de mí.
Aunque también te digo
Que toda la culpa no es tuya
Sino de esa prima que tienes
Más fea que una bruja.
Se pasaba las horas en casa
Oliéndolo todo
Y hasta usaba las gotas
Que me echo yo en los ojos.
A ti te comió el tarro
Y no supiste reaccionar
Te engatusaba como quería
Y tú lo veías normal.
Recuerdo su sucia boca
Y su mal aliento
Con esos dientes podridos
Y ladrando más que un perro.
Una vez que hizo la comida
Me quiso envenenar
Recuerdo que fueron macarrones
Y olían fatal.
Yo no sé qué le echó
Que aquello daba miedo
Y hasta un moscardón que había
Levantó el vuelo.
Con qué angustia
Me comí yo aquello
Y sino se los tiré a la cara
Solo fue por ti cielo
Además la muy cochina
Me espiaba cuando me duchaba
Mirando por una ventana
Que daba a la mampara.
Me daba cuenta
Por el tufo que me llegaba
Con aquellos dientes negros
Y esa boca malsana.
Y tú se lo reías todo
A esa prima tan guarra
En vez de darle dos hostias
Y mandarla a su casa.
No supiste espabilar
Ni atajar la situación
Así que te dejo con tu prima
Y que os bendiga Dios.
Pero me quedó una espinita
Clavada en el corazón
Por no decirle a tu prima
Que ni un cerdo huele peor.
No me llores porque me haya ido
Ni salgas corriendo a buscarme
Que ya salté los Pirineos
Y ahora ya estoy en Flandes.












lunes, 15 de mayo de 2017

ME ESTRELLÉ CONTRA UN ESCAPARATE.


Nunca me han gustado las gafas de sol, pero como últimamente tengo los ojos muy secos, me han aconsejado que me las ponga, así no da el airecillo directamente en los ojos y estos lo agradecen.  Ayer me coloqué mis gafas de sol, y me fui a dar mi paseo matutino. Iba caminado por una acera y justo en la acera de enfrente vi una tienda de artículos de regalo, me llamó la atención y me dispuse a cruzar la calle, para ver lo que tenían en el escaparate. Pero como no estoy acostumbrado a llevar las gafas de sol, calculé mal la distancia, y al acercarme al ver es escaparate, creía que estaba más alejado, y di un gran cabezazo sobre el cristal; durante unos segundos me quedé un poco traspuesto pero vamos no me pasó “na de na”. Los dependientes tienen el mostrador justo enfrente, y al verme pegar el viaje salieron inmediatamente de la tienda; se trataba de una chica de unos treinta años, y un hombre algo mayor. La chica que está que cruje, me pone una mano en la espalda y me pregunta:-¿se encuentra usted bien?..,- y yo al notar su mano en la chepa y con más cuento que Calleja le digo; -¡pues la verdad me encuentro un poquito mareado, y hago como que me tambaleo-, entonces la chica me pone las dos manos en la cintura y yo sigo como si me fuera a dar algo; y me lío-: “venga tumbos pallá y venga tumbos pacá” pero la cagué; y digo que la “cagué” porque a la vez que hacía como que perdía el equilibrio ya que lo de las manos de la chica en la cintura me llegó al alma, comencé a sacar y a meter la lengua como las víboras, y su compañero al ver el panorama; me agarra una mano y aquello ya no me hizo mucha gracia y dice; -¡pues parece que no se encuentra usted muy bien!.., y yo le digo, -¡no; no es nada-, y el tipo me dice: -¡pues hombre como está usted con ese mete y saca de lengua que no para-, no lo veo muy católico!.. y yo le contestó: -¿Es que me noto como un pequeño vahído y la boca se me está quedando seca:?.. Justo al lado de la tienda de ellos pared con pared hay un bar de chinos, y la chica me dice: -nada, nada; siéntese usted al fresquito en la terraza y tómese un vaso de agua, o un refresco, para espabilarse un poco.- y yo le contesto: -¡muchas gracias muy amable!.. pero con el agua creo que me van a dar arcadas, y con los refrescos pillo gases, así que me tomaré una cervecita bien fresquita, y la chica muy amble dice; -lo que usted quiera con tal que se recomponga pronto- Al estar el bar al lado justo del negocio de ellos, se ve que son clientes fijos de los chinos; llamó al chino e inmediatamente salió y le dijo: -ponle a este hombre una cerveza, que está algo indispuesto, que ya te la pagaré yo luego;- y el chino el muy cotilla me preguntó que me pasaba, y yo le dije, que había sufrido un pequeño telele. Al rato salió el chino con una cerveza y un platito de cacao, cosa que suelen hacer en todos los bares de chinos, al menos por aquí, ya que se trata de una gentileza de la casa. La chica y el compañero permanecían al lado de pie, pero como se percataron de que me daba un poco de reparo echarle mano a los cacaos, “dado en las penosas circunstancias que yo me encontraba”, y además coincidió que entraron en la tienda unos clientes me dijeron:- ¡Bueno pues nada, si se nota usted peor, le pega un toque al chino, y salimos, por si hay que llamar a una ambulancia, o a lo que haga falta!- les doy de nuevo las gracias y ellos ya se metieron en la tienda, y yo le metí mano a la pinta y a los cacaos. Me hinqué la cerveza y los cacaos, y como se estaba allí más bien que la hostia, veo que sale el chino a la puerta a fumarse un cigarro y me dice: ¡qué calorllll que hace hoy!... Y yo le contesto; ¡sí que hace calor sí; y con cojones!...  –pero hombre; sácate otro platito de cacaos que antes me has puesto cuatro,- y el chino dice: y otra “¡celveza!”, y como ésta ya la tenía que pagar yo le digo: -¡no; de cerveza nada que con otra me mareo, ¡sácate los cacaos y un vaso de agua, pero bien fresquita!- y el chino con la firmeza que les caracteriza me lo sirvió. Así que me comí el segundo plato de cacaos por la patilla, y me hinqué mi vaso de agua, cosa que mi cuerpo agradeció, porque con tanto cacao ya me notaba el esófago un poco seco. A continuación me fumé un cigarrito tranquilamente, y continué con mi paseo. Ya le estoy echando el ojo a otro gran escaparate para estrellarme contra él, y por supuesto ya me he cerciorado que a unos diez metros hay un restaurante, y desde las cristaleras se ve que tienen en el  mostrador unos platos de calamares que tienen una pinta que te cagas, unas alitas de pollo muy bien tostadas y doradas,  y unos pinchos morunos que quitan el sentido: así que otro día me estrello contra este, a ver si hay suertecilla y me gano un buen almuerzo.              

jueves, 11 de mayo de 2017

ROSENDO Y LA CABRA.


Rosendo era un tío de Castellón con una pachorra que se la pisaba, ya que más tranquilo que él, a muy pocos habían parido en toda la comarca. Pero un domingo estando en misa, medio techo de la iglesia se vino abajo, dejando maltrechos y tullidos a casi todos los vecinos del pueblo, pero a él lo que le impresionó fue ver a tres viejas que salieron ilesas del derrumbe, y del mismo susto y de los nervios, las viejas empezaron a rascarse el chocho, y aquello a Rosendo, le marcó y mucho, y para postre si la escena de las viejas rascándose el chocho lo dejó tocado, ya llevaba mucho tiempo que los celos se lo comían, porque creía que su mujer Andrea le ponía los cuernos con Anselmo el panadero; una bola de pringue que medía casi dos metros, y pesaba más de ciento cuarenta kilos, vamos que  en eso estaba pensando la mujer, sí ya a lo veinte años no le gustaba el sexo, le iba a poner ahora los cuernos a los sesenta y seis años, y con aquella bola de grasa. A la mujer lo que le gustaba era hacer calceta, y ver la película “Nobleza baturra”, que después de verla, más de cien veces, todavía no sabía de que iba porque estaba sorda perdida. Así que Rosendo con quien mejor se llevaba era con su cabra “Paquita”, una cabra que se la quitó un día en un mercadillo a un mafioso ruso. Como la cabra “Paquita” en San Petersburgo fue guía e intérprete de turistas durante doce años, dominaba varias lenguas, y aunque Rosendo como mejor se defendía era hablando en valenciano, “Paquita” lo entendía a la perfección, hasta que un día se torcieron las cosas, y la conversación fue por otros derroteros; salió el tema del fútbol y ya la jodimos, porque Rosendo era del Valencia, y “Paquita” del Betis, así que la discusión casi acaba a palos. “Paquita” quiso toparle en las piernas, y Rosendo le pegó un puñetazo en la cabeza. Rosendo del sofoco que pilló, se fue corriendo desde Castellón a Valencia; llegó a la estación del Norte, y sacó un billete para desplazarse a Cuenca “vete tú a saber para qué”. Pero antes de llegar a la estación de Requena, del disgusto que había pillado por pelearse con “Paquita” se suicidó arrojándose por una ventanilla del tren. Le llegó un telegrama a su mujer, diciendo lo que había ocurrido, pero la mujer cuando no estaba viendo “Nobleza baturra” escuchaba una y otra vez en un viejo tocadiscos a Juanito Valderrama y Pepe Marchena, que hasta los propios cantantes estaban asqueados de oírse, y  como estaba más sorda que una tapia no se enteraba una mierda de las letras de las canciones, y del telegrama ni puto caso. Así que cogió el telegrama “Paquita”: se sentó en una mecedora de la terraza, y comenzó a leer el telegrama, y cuando se enteró de que a Rosendo se le había abierto la cabeza en cinco pedazos del porrazo que pegó sobre las vías del tren, comenzó a llorar, venga llorar y llorar, hasta que se le puso los ojos como a la cabras, le dio un infarto y se murió. Bueno y ya está, me voy corriendo al retrete que me ha dado un apretón.        

miércoles, 10 de mayo de 2017

MIS FRASES SENTENCIAS Y OTRAS OCURRENCIAS.


La vida es una película la cual se pueden escribir cientos de folios sobre ella, pero ningún guionista podrá cambiar jamás el papel final del protagonista.

El dinero mejor empleado y el que más me duele es el que me gasto en preservar mi salud.

No me hace mucha gracia la incineración; todo muerto que se precie, lo tradicional y clásico es ser esqueleto y presentar una gran sonrisa.

Mi ignorancia me tenía alejado de la realidad: La iglesia católica cuenta con tan solo alrededor de 500.000 efectivos repartidos por todo el mundo. Aunque claro, si todos los curas desfilaran en una parada militar, con paso legionario y entonando “El novio de la muerte” causarían pavor.

Quienes siguen dando su voto de confianza a partidos políticos corruptos, sabiendo a ciencia cierta que son unos delincuentes, son cómplices directos de ese enjambre de ladrones.

Me gusta soñar con lo que sé que nunca conseguiré, porque lo que está a mi alcance siempre se me plantea la duda del éxito o del fracaso; en cambio ilusionándome con lo irrealizable mientras sueño soy feliz, y tengo plena garantía de que nunca fracasaré. 

Siempre te topas con algún mono de feria que se cree más listo que tú, y aunque en alguna faceta lo sea, en el fondo me dan pena, porque son tan candorosos que les echas cuatro cacaos y te bailan lo que les toques.

Desde hace unos años se puso de moda celebrar el día “De”, y raro es el día que no se celebra algo, pero a nadie le ha dado todavía por señalar en el calendario el día del “hisopo caliente”.

Se puede pecar de miles de formas diferentes, y exceptuando los que constituyen delito, hay pecados con mucho morbo.

Cuando unos zapatos aprietan ocurre como cuando se tiene almorranas: los pies se mejoran dejándolos desnudos, y las almorranas se alivian dejando el culo al aire. 

Con los años ya te puedes permitir el lujo de decir casi todo lo que piensas, porque lo que digan y opinen de ti ya te la trae al pairo, pero también los años te impiden materializar la mayoría de las cosas que piensas.
  




lunes, 8 de mayo de 2017

LA IGLESIA NO CUENTA CON LIBRO DE RECLAMACIONES.

Un crítico gastronómico pidió hace unos días la hoja de reclamaciones al cura de una parroquia alicantina, porque según él, la sagrada hostia “estaba salada”. El cura no daba crédito a lo que oía y pensó que se trataba de una broma, pero en absoluto el asunto iba de choteo. El gastrónomo que se dedica a la cocina de vanguardia insistía en que el cura le presentara el libro de reclamaciones, y es más; le exigió ver el hostiario para verificar si las obleas estaban en perfecto estado, o si estaban “florecidas”. El cura le respondió que solo el párroco puede tener acceso al hostiario, ya que ese pan ácimo representa al cuerpo de Cristo, y que esas hostias estaban en perfecto estado. En resumidas cuentas, el  tío de la cocina montó el cólera, y le dijo al párroco que iba a exigirle que se saque el “carné de manipulador de alimentos”. Por lo visto y como he apuntado parece algo surrealista pero el asunto podía terminar en los tribunales, ya que la propia diócesis de Orihuela-Alicante, han tomado cartas en el asunto, al recibir el cura una misiva en forma de queja por parte de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, como figura en la imagen que he colgado.  Esto no le ocurrirá jamás a mi amigo el cura, ya que como es más listo que el hambre, y sabe que la iglesia no está para tirar cohetes siempre está innovando y renovando para captar nuevos feligreses, y ya procura que de los que tiene fijos no se le vaya ninguno.  A creatividad a mi amigo el cura no le gana ni Cristo, y en la misa matinal del  domingo de Resurrección  en vez de ofrecer la sagrada hostia, dio a sus comulgadores una gamba así como suena. Dos semanas antes compró varias cajas de gambas peladas a precio de saldo, ya que llevaban más de quince días caducadas,  cinco botellas de vodka de contrabando, y doce cajas de vino, de ese envasado en cajas de cartón, pero de lo más malo y barato que  hay. Roció previamente las botellas de vodka en las cajas de gambas, y así la mantuvo unos días, para que aquello  se esponjara bien y tomara gusto; vamos que se lo montó de puta madre. Y el domingo una vez Cristo resucitado sorprendió a los feligreses ofreciéndoles en vez de la hostia, una gamba pelada y por supuesto consagrada a todo el que quiso comulgar y como acompañamiento un vasito con tres dedos de vino. El éxito fue tal, que la gente se relamía, y muchos repitieron volviendo a tomar aquella bendita gamba y el vasito de vino hasta tres veces. La iglesia se venía abajo entre vítores y aplausos. Una vez se acabó la ceremonia, y para celebrar el éxito nos quedamos en la sacristía los más íntimos, y mi amigo nos invitó a tomar unos vasos de vino, pero de Tío Pepe con unas lonchitas de jamón serrano para ir haciendo boca. Allí entre otras personas, estaba la señora Pilar con sus dos sobrinas que están más buenas que las torrijas; Enrique  “el largo” que salió de la cárcel hace seis meses, y el cura lo está rehabilitando, un carterista de gran renombre y muy profesional, y Luisito al que apreciamos mucho, porque hace seis años lo pilló un tren y lo dejo hecho una mierda. En unos momentos de estos de cháchara, entre vasito de Tío Pepe y  las lonchitas de jamón serrano,  Luisito haciendo referencia a la famosa gamba sagrada dijo:-“parece mentira lo que la iglesia ha cambiado”,- y el cachondo de mi amigo el cura respondió: “-lo que parece mentira es lo que la picha estira”- Joder que risas que nos echamos todos con el cabroncete del cura, y de estas hace tantas, que no me cabe duda de que el cielo ya lo tiene ganado.           


viernes, 28 de abril de 2017

COMENTARIO DEL DÍA.


Una paciente denuncia a un médico de una pedanía de Murcia por decirle que estaba “mal follada”. Entre esta noticia, y que me he quedado sin gotas para los ojos secos, jodido se me presenta el fin de semana. 

jueves, 27 de abril de 2017

MIS FRASES SENTENCIAS Y OTRAS OCURRENCIAS.


Los dictadores tenían que durar en el poder lo que dura un falo encendido, que por muy tieso que esté, se mantiene firme y erguido hasta que alguien lo reta, y llegado a cierto extremo acaba derrotado, mustio, lacio y hecho una piltrafa.  

No tengo interés en subir al Cielo; si alguna santa quiere guiarme  por el camino del bien, que baje ella a la Tierra y yo le pondré las pilas.

Nunca acudiría a una cita a ciegas; ir con bastón y gafas oscuras  no le veo  morbo.

Los políticos cuando toman posesión de su cargo, deberían jurar: hoy por hoy no pienso robar; dentro de dos años ya tendré mis dudas.

El que habla con Dios tiene un buen contacto, pero sí éste no atiende a sus plegarias de poco le sirve.

No me hagas tuyo para siempre, recuerda que es de caridad cristiana compartir lo que se tiene.

No me gusta que me cubran las espaldas: entre cubrirme la espalda o cubrirme el culo, la distancia es muy corta.

En las filas del PP no hay chorizos, hay bandidos que trincan el dinero para socorrer a los más necesitados, como hizo en su día “José María el Tempranillo”.

Puedo perdonar a un enemigo, pero no olvido nunca ni su cara ni su nombre.

La homosexualidad está de moda: unos declaran que lo son, porque efectivamente lo son; y otros sin serlo también manifiestan  que lo son para estar al día.

Para convertirse en mito hay que morir joven; yo ni seré mito ni soy joven, pero me convertiré en leyenda.

Cógete de mi mano y no tengas miedo, que ante cualquier situación de riesgo ya me soltaré yo primero.

Usar la violencia extrema ante las injusticias no conduce a nada bueno, y usar el pacifismo a lo único que conduce es que esas injusticias sigan en aumento. 







miércoles, 26 de abril de 2017

ALICANTE (FOTOS).

Os dejo estas fotos de Alicante de la semana pasada. El Ayuntamiento de Alicante está a una altura de 0 metros sobre el nivel del mar. De ahí que desde este punto se tome como referencia para medir la altitud de todos los sitios de España: montes, pueblos ciudades y etc.   Que esto no quiere decir, ni mucho menos, que la ciudad sea completamente llana, y de hecho los que la habéis visitado lo habréis comprobado. En la misma ciudad hay barrios que están a setenta y ochenta metros de altura. Al igual que cualquier otra ciudad, cuenta con sitios muy bonitos, pero lo más representativo de Alicante es el Castillo de Santa Bárbara. Su Semana Santa, también goza de gran tradición, y está declarada de Interés Turístico en la Comunidad Valenciana.  (Como anécdota os cuento que Alicante es una ciudad a la que el dictador Franco no le resultaba de las más atractivas, ni sentía un gran cariño por ella, ya que desde el puerto alicantino muchos republicanos consiguieron embarcar y huir del país al finalizar la Guerra Civil, ya que de lo contrario les esperaba o pudrirse en las cárceles o el fusilamiento).  (Para verlas más grandes podéis pinchad sobre las fotos)