Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

martes, 30 de junio de 2015

LA BATALLA DE STALINGRADO.


Según los historiadores la Batalla de Stalingrado ha sido la más sangrienta de la humanidad de todos los tiempos. Yo he leído mucho al respecto, pero no os preocupéis que a estas alturas no voy a hablaros de la Segunda Guerra Mundial, sino que simplemente quiero aportar un poco de historia, y como dijo el sabio de Julio Anguita, cuando mataron a su hijo en Bagdad, “Malditas sean las guerras y los canallas que las apoyan”. La Batalla de Stalingrado se produjo durante la Segunda Guerra Mundial, en la antigua Unión Soviética, entre el Ejército Rojo de la Unión Soviética y las fuerzas alemanas nazis la llamada (Wehrmacht) La encarnizada Batalla por el control de la ciudad, donde los ejércitos lucharon casa por casa comenzó el 23 de agosto de 1942 y terminó el 2 de febrero de 1943.  Por su duración y crueldad más que una batalla, pudo considerarse todo una guerra. Fueron 200 días de auténtico infierno: los nazis las bautizaron como la “guerra de las ratas”. Se estima que las bajas fueron de más de dos millones de personas, muertas entre soldados de ambos bandos y civiles. La Batalla de Stalingrado marcó un antes y un después en la Segunda Guerra Mundial, ya que con el triunfo del Ejército Rojo, la Alemania nazi sufrió un duro revés, y a partir de entonces comenzó un declive que finalmente le llevó a claudicar y a rendirse ante las fuerzas aliadas que lucharon contra el fascismo, y el reinado del mal del canalla de Hitler. Con esta derrota de Alemania, los nazis perdieron todo su poderío militar en Europa, ya que gracias a la bravura y a los huevos que le echó el Ejército Rojo, los alemanes terminaron en la puta mierda. Antes de la terrible Batalla de Stalingrado los nazis ya habían invadido la Unión Soviética en 1941; y el asesino de Hitler y sus generales, pensaron que adueñarse de la URSS sería pan comido, cuando la antigua Unión Soviética en su casa no ha perdido nunca una guerra. Todos los imperios que lo han intentado en los crudos inviernos rusos, la han cascado. Los rusos después de mucho sufrimiento y pérdidas de vidas humanas, les hicieron un cerco a los nazis en los alrededores de Stalingrado, y más de 250.000 soldados quedaron atrapados. Con la llegada del invierno ruso, la Batalla se volvió cada más más feroz y cruenta y los soldados tuvieron que luchar soportando temperaturas de 20 bajo cero. Cuentan los expertos y gente que lo vivió de primera mano, que la Batalla fue tan violenta y atroz, que como los muertos todos los días se contaban por miles, y la higiene era tan escasa; las enfermedades, contagios y virus no tardaron en hacer acto de presencia, y cuando moría un soldado, otro ejército en este caso de piojos, salía de las mangas y perneras del muerto en busca de otro cuerpo caliente.  En la Batalla de Stalingrado el grito de guerra de los rusos fue ¡Ni un paso atrás! Ya que los nazis antes de llegar a Stalingrado otras muchas ciudades y pueblos los habían arrasado por completo. No es para nada de extrañar que cuando finalizara la guerra, las potencias aliadas y triunfadoras: URSS, Gran Bretaña Y Estados Unidos decidieran unos años después levantar el Muro de Berlín, como castigo y vergüenza de una Alemania fascista que aterrorizó y machacó a medio mundo, en el peor conflicto bélico en el que la humanidad se ha visto envuelto. Bien es cierto que los más interesados en construir y mantener el Muro de Berlín o el “Muro de la Vergüenza” eran los rusos; por su régimen comunista, intereses  y su maltrecha economía, pero es que a los rusos les tocaron mucho los cojones.  Sé que con esto se me va a criticar, pero los que me conocéis de  un tiempo ya sabéis como soy, y que digo lo que realmente pienso. Yo hubiese mantenido el Muro de Berlín al menos otros veinte años más. No se tiene cifras exactas de las víctimas que dejó la Segunda Guerra Mundial, ya que es muy difícil de calcular, pero según estudios que se han ido dando a través del tiempo se calcula que fueron entre 55 y 60 millones de personas los que perdieron la vida. Stalin para quitar hierro al asuntó reconoció unos ocho millones de rusos muertos, pero fuentes apuntan a más de 26 millones los muertos rusos. Y ojo al dato que de esos 26 millones, soldados fueron entre ocho y nueve millones. El resto de víctimas fueron civiles, que hablamos de muchos millones de civiles asesinados.  Por eso digo lo del Muro, ya que todavía se portaron demasiado bien. Si el Ejército Rojo no derrota a los nazis en Stalingrado, quien sabe si a estas alturas, no seguíamos todos hablando alemán. Ahora en Europa se libra otra guerra, esta económica, y como no; los alemanes la siguen encomendando y siendo protagonistas, ya que la que corta el bacalao es la Merkel.                    

40 comentarios:

  1. GRACIAS POR SEGUIRME. COMO ESTOY SEGURO QUE ME VA A TOCAR LA BONOLOTO, YA OS INVITARÉ A TODOS A UNA GRAN PAELLA.

    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  2. Si pudiera ir.. iría....
    Eres una persona interesante
    con un sentido del humor
    increíble hasta para lo dificil.
    Me gusta como enfrentas la politica
    de un mundo dificil de entender
    Tu comentario ha creado grandes explosiones jajaja
    Si fuera te llevaria un buen vino argentino...bien tinto
    chocolates suizos para comer de postre .
    Y helado italiano de sambayón
    Gracias por siempre estar.

    ResponderEliminar
  3. todas las guerras dejan pérdidas
    familias desmigadas
    lazos rotos
    amores truncados
    vidas mutiladas
    guerras , dictaduras, revoluciones todo al final deja la misma tristeza y la misma hiel en la boca


    abrazos

    ResponderEliminar
  4. Nada bueno se puede sacar de una guerra, en el primer momento en el que se apunta con un arma o un hombre/mujer cae deja de tener razón de ser...
    Solo hay perdidas y muertes...

    Sobre la bonoloto y la paella... ya avisarás ya...
    Besines...

    ResponderEliminar
  5. Tremenda batalla, esa frase del "profesor" Anguita se grabó a fuego dentro de mí, un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hitler no tuvo en consideración el invierno duro ruso, de lo contrario no se hubiese metido en tal batalla, un poco como Napoleón que perdió metiéndose en terreno ruso.
    Lo malo de las batallas de un pasado es que todavía seguimos con otras batallas en este presente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. TREMENDO!!! UN BATALLA QUE MARCÓ LA HISTORIA. GRACIAS POR TOMARTE LA MOLESTIA EN COMPARTIRNOS TU POST.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  8. .... ¿y si hubieran tomado té para el frío?

    jejeje

    muy agradable tu forma de narrar esa parte incómoda de la historia, gracias =)))

    ResponderEliminar
  9. Desde luego que si algo tengo claro es que ninguna guerra... por justificadas que puedan parecer puede traer nada bueno... en cualquiera de los bandos... en el mismo instante en que entran en juego las vidas de las personas se pierde la razón....y entonces el sentido común se va al garete...
    Interesante forma de contarlo...
    Respecto a la paella... me lo apunto...yo tomo rápido la palabra...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Una de las páginas más épicas de la historia bélica de la humanidad.

    ResponderEliminar
  11. La crueldad de las guerras. Siempre dejan tristeza y dolor.

    Me apunto a la paella. El postre lo pongo yo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Las guerras son el resultado de la total irresponsabilidad de unas pocas personas que dejan a las naciones totalmente desoladas.
    No menos cruentos son los regímenes totalitarios que con banderas de falsa libertad, engullen toda la dignidad de la que es merecedora la raza humana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Espero que no te acomodes con la bonoloto y sigas entreteniéndonos con tus entradas. Supongo que sí, porque de aquí no sacas más que nuestra gratitud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Tremenda historia Rafa, una guerra que cerco la historia...
    Los humanos no inventamos nada bueno. Prepáreme un lugar para degustar esa paella...ummmm!, mi plato favorito, y el caldero también.
    Besos Rafa.

    ResponderEliminar
  15. Muy bien contada y explicada esa parte de la historia, tan triste, siempre con tu toque personal, que hace que uno termine con una sonrisa.
    Lo más penoso es que la humanidad no aprende y sigue embarcándose en guerras y guerrillas, bajo los más dispares motivos. Los peores son los religiosos. Todo es una gran farsa y la lucha es por tener el poder.
    Un gran abrazo, Rafa.

    ResponderEliminar
  16. Hola Rafa.. No se que decir, me has dejado sin palabras, vaya lección de historia, para decir que los alemanes, nos van a joder a todos, y los primeros serán los Griegos...
    Yo a la gran paella, me apunto, y mas si va Mucha, pero que no sea pa ella que sea pa todos..je..je..
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  17. Ni Napoleón, ni Hitler, ni nadie...
    Demasiado terreno a la retaguardia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Me ha extrañado que no mencionaras el hecho de que los españoles de la "División Azul" también lucharon en Estalingrado con uniforme alemán, con unos cojones dignos de mención, aunque fueran a favor de los alemanes, que nazis no eran todos... :)
    La Alemania actual ha aprendido que dominar a Europa es mejor hacerlo con los euros que con los fusiles, aunque yo de estos no me fio ni un pelo
    A mi también me gusta un montón la historia en general y de las guerras en especial... :)
    Salud

    ResponderEliminar
  19. La paella tambien se puede hacer a escote, no hace falta que te toque la bonoloto...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  20. No pudieron dominar entonces,ahora nos dominan con los euros.
    Malditas guerras,cuánto daño hicieron y cuanto siguen haciendo...

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Todo lo que sean guerras no deberían ni existir. Qué pena de mundo este!!!. Un abrazooo.

    ResponderEliminar
  22. jope muchas gracias algunas cosas no sabía uufff en las guerras todos pierden todas !! y si Merkel es la que manda , oye no me dejes por fuera yo voy a la paella!!! si o si ajajjajajaja , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  23. A ver si somos capaces de no repetir estas tragedias. Besicos.

    ResponderEliminar
  24. “Malditas sean las guerras y los canallas que las apoyan” que gran hombre, y que hermosa frase que describe todo el horror y todo el odio de todas las guerras, sin color, y sin banderas.
    Y tienes razón siguen los alemanes dando la lata por decir algún nombre, y no permita Dios más guerras, que aun no nos hemos repuesto de la ultima. Gran entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Una gran entrada muy bien narrada.
    Cuánto dolor.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. INTERESANTÍSIMO.Muy buen artículo, amigo.
    Espero novedades por eso de la paella.Stop,
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Tan lejano y tan cruenta
    Nosotros todavia sangramos la Guerra de Malvinas
    Abrazo

    ResponderEliminar
  28. Magistral clase de historia Rafa. A mi que siempre me ha gustado especialmente esta materia te he leído atentamente.
    Las guerras son terribles, pero antaño aún más porque eran hombre contra hombre, Ahora las guerras se controlan a cientos de km. en un despacho.
    Aunque lo recordemos tengo la terrible sensación que no nos podremos hacer una idea de lo horrible que tubo que ser vivir esta batalla.

    Un abrazo Rafa!!

    Y PAZ para todos...

    ResponderEliminar
  29. Estupenda información de historia Rafa, esperemos que nunca vuelva a suceder algo así. No creo que sea tan preocupante lo de Alemania hoy día, sino los atentados de los yihadistas, eso si que da miedo, aunque ese es otro tema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Hola Rafa.
    Guerras, afán de conquietar, acapar, adueñarse de lo que sea con tal de ganar poder, mientras el egoísmo humano no aminore las guerras serán cada vez peor.
    Hoy tengo un poco de tiempo paso a saludarte y leerte.
    Por ser el cumple años de Kasioles, he dejado unas letras de felicitación en mi espacio.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  31. Las guerras no las hacen los gobiernos, lo hacen los empresarios, ellos avidos de dinero hacen que el mundo arda.
    Los uniformes de los rusos eran hecho en EEUU, parte del armanento y la municion en Iel Reino Unido.

    Hasta qyer las guerras eran por el petroleo que las trasnacionales perseguian,

    Las guerras del mañana, seran por el agua.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  32. A mi tambien me gusta leer y ver pelis del tema, y recuerdo antiguas peliculas, quiza muy propagandisticas pero que me gustaría volver a ver, como Paralelo 46, de la guerra de Corea.
    Condenando todas las guerras, lo que me fascina es la cantidad de muertos que hubieron por malas decisiones de sus mandos, que se quedaban a buen recaudo, fuera del frente.

    ResponderEliminar
  33. A mi tambien me gusta leer y ver pelis del tema, y recuerdo antiguas peliculas, quiza muy propagandisticas pero que me gustaría volver a ver, como Paralelo 46, de la guerra de Corea.
    Condenando todas las guerras, lo que me fascina es la cantidad de muertos que hubieron por malas decisiones de sus mandos, que se quedaban a buen recaudo, fuera del frente.

    ResponderEliminar
  34. Rafa las guerras empobrece el corazón del ser humano Saludos

    ResponderEliminar
  35. Hecho tan terrible que dejó heridas incurables para siempre. Y lo malo es que el mundo sigue en guerra, en otras modalidades, pero también muy devastadoras.
    Un abrazo anisado.

    ResponderEliminar
  36. Es cierto; Alemania siempre ha estado en el foco de todas las distensiones. Ahora lo que prevalece es la espada monetaria y en este aspecto los germanos, también, son unos "Hachas".
    Como decía el poeta uruguayo, Juan Zorrilla de San Martín:
    "Hay que evitar el combate en lugar de vencer en él. Hay triunfos que empobrecen al vencido, pero no enriquecen al vencedor."
    Acabo de llegar a casa tras una operación de colon que me ha tenido 10 dias en el Hospital. Todo ha salido favorablemente y ahora toca descansar y alternar con las oportunas visitas a los médicos.
    Estaremos en contacto.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
  37. Humor,conocimientos y un poco de ironia

    ResponderEliminar
  38. Un poco de ironía?? dice Juan Fuentes, yo le añadiría un mucho.
    y te dejaste los goulags...

    Besos, Rafeta.

    ResponderEliminar