Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

miércoles, 8 de julio de 2015

CONTRA EL IZQUIERDISMO.


No hay nada más patoso en política que aferrarse a los símbolos, sólo el que es capaz de moverse con pragmatismo, puede obtener resultados. Si en cambio te encierras en ti mismo, en tu simbología, en tu historia, y no logras darte cuenta de cuando todo eso deja de funcionar, te conviertes en una caricatura. En algo vacío, alejado de las personas, en el tonto útil del poder.

Para cualquier movimiento transformador de izquierdas, es importante ser una esperanza totalmente nueva, con una serie de valores nuevos. Debe aglutinar a la mayor cantidad de sensibilidades sociales posibles. Pero ojo, ya que el sistema capitalista, en su infinito cinismo, promociona y alienta una disidencia revolucionaria en apariencia, pero estéril e inofensiva de cara a las más profundas estructuras del Estado. Convierte una furibunda defensa de la inmigración, o un fuerte anticlericalismo en una posición demasiado erótica para miles de jóvenes exaltados de clase media deseosos de parecer los más subversivos. Ignorando que una inmigración masiva y descontrolada perjudica al trabajador nacional, o menospreciando la identidad católica de millones de españoles. El mismo sistema que genera pobreza en el tercer mundo obligando a sus ciudadanos a emigrar aquí, los mismos que cuando estas personas llegan a nuestras costas les disparan, son los que a través de ese izquierdismo bobo y buenista, dicen luchar contra el racismo y a favor de los Derechos Humanos. O los que están deseando poner como foto de perfil de Twitter o WhatsApp un arcoíris para demostrar que son los más reivindicativos con el matrimonio homosexual. Cuándo lo cierto es que desgraciadamente el Orgullo lo ha hegemonizado el neoliberalismo para lavarse la cara.

Sería de agradecer un análisis sosegado, tranquilo, con calma, y complejo de estos y otros asuntos en los que la izquierda tiende a cerrar demasiado pronto el debate. Complejizar es siempre un ejercicio democrático, puesto que la sociedad es siempre confusa y contradictoria. Hay que desconfiar del que trata de simplificar, si tiene prisa por dar carpetazo y no estar constantemente revisando sus propias ideas, pensamientos, y opiniones, peligro. Importante entender que aunque algunas de esas opiniones sean vertidas con las mejores intenciones, a veces puedan encerrar intereses totalmente opuestos a los de la persona que los realiza.

Hay varios principios que para los movimientos populares deben permanecer innegociables. El laicismo, los Derechos Humanos, el republicanismo, o el feminismo, por ejemplo. Ahora bien, se debe siempre alejar de estudios simples, superficiales. No apoyar postulados por el simple hecho de que aparentemente sean los más nobles. Dicha actitud se parece mucho a ese beneficio rápido e instantáneo del capitalismo; llego, enjuicio rápidamente y por encima el tema en cuestión con los argumentos que más se acercan a los políticamente correctos, y me voy. En las redes sociales se ve reflejado perfectamente. Con Internet hoy en día cualquiera tiene notoriedad, ya saben.

Para triunfar en política, es imprescindible respetar y adaptarse al carácter y la forma de ser de la mayoría de la población. Sus tradiciones, su cultura, sus señas de identidad. Yo me pregunto; ¿hasta qué punto es revolucionario atacar la tauromaquia cuándo es el segundo espectáculo de masas de España?, ¿a quién beneficia una actitud de desprecio que roza el clasismo hacia los que ven el fútbol?, ¿y ese infinito complejo con respecto a la idea de España, en lugar de luchar por ella y dotarla de un significado en favor de las mayorías sociales?.

A veces hay que salirse del mapa en el que vives, y ver las cosas con perspectiva para saber cómo te ve la gente. Y la gente en general ve a la izquierda como una tribu urbana obsesionada con su ombligo, con derrotas pasadas, con un total odio hacia todo lo que huela a pueblo español...ésta visión puede ser cierta o no, pero es esa. Habrá que plantearse por lo tanto si no hay que abandonar ciertas posturas, y luchar por crear una nueva conciencia nacional-popular, que apueste por un proyecto de República, de justicia social, de hablar de España de una vez por todas sin vergüenza, sin que eso quiera decir que haya que faltar el respeto a otras identidades culturas y nacionales como las vascas y catalanas. Que tenga al pueblo como eje central de la política, de la economía, de la democracia, de la vida social etc., alejado de esa marioneta que en ocasiones es el izquierdismo cuando está más ocupado en querer aparentar que en ser. Una actitud que puede llevar al “yo” liberal más asqueroso. Y que no está lejos del cinismo.

NOÉ HERNÁNDEZ.



23 comentarios:

  1. todos los extremos se tocan Rafael
    la izquierda y derecha al final es la misma mierda

    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Ha dado en la diana y donde hace pupa :)
    Fantástico el artículo!!


    Besos

    ResponderEliminar
  3. No entiendo los fanatismos. Me creo una persona normal del montón, amigo de mis tradiciones, confesionalmente católico practicante, por propio convencimiento, y con algunas ideas a la izquierda de la izquierda, y otras a la derecha de la derecha. Creo que la mayoría de los españoles somos así, y lo que me avergüenza es que nos llamemos demócratas y no respetemos la forma de pensar del vecino.

    ResponderEliminar
  4. Todos los extremos son malos....
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  5. Eres un ejemplo de sensatez. Yo, que soy de derechas convencida (vulgarmente llamada facha, jaja) estoy "casi" de acuerdo contigo.

    Odiar nuestra bandera, nuestro país, llamar "pachanga" al himno de España y ese largo etc. del que adolecen muchísimos políticos de izquierdas es un gran error y un signo inequívoco de que no les importa España.

    Me ha encantado tu reflexión.

    Besos


    P.D. Rafa, tienes un niño con una cabeza muy bien amueblada.

    ResponderEliminar
  6. No me gustan los extremos, si pudiera hacer un ajuste pondría un certero y justo balance para un mundo mejor, pero eso pedir peras al olmo, o sea, imposible, sólo puedo pedir que las cosas mejoren por el bien de todos.
    Un abrazo y buen verano.
    Ambar

    ResponderEliminar
  7. Madre del amor hermoso, que serio se ha puesto esto, con la caló que hace, mis meninges apenas si se estiran un poco buscando una posición para reirse, que ayer teniamos 42º por estos lares y yo en pelotas, con el aire acondicionado a tope y el pobre se las deseaba para mantenerme a 25º que se agradecian de tal manera que ni asomaba los morros fuera, hoy mas de lo mismo... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  8. Rafa wwuuaau que interesante análisis, es cierto los extremos que a veces escandalizan, yo por ejemplo me siento identificada con el centro derecha y por ello he sido insultada muchas veces a extremos que me deja boba, pero cuando me quejo de la derecha de aqui por ser tan conservadora la gente me llama falsa me digo para mis adentros y entonces ? es que tengo que estar de acuerdo en todo? p.....pos no no sé, yo también vengo de latinoAmerica y siempre estaba identificada con la izquierda y además estaba muy bien vista allá , ya que representaba agrande si intelectuales, sociólogos, periodistas, escritores siempre me sentí identificada con ella hasta que llegó al poder Chavez me parecía demagogia pura y luego con los años mucha gente me dio la razón, en fin .... todos los extremos son malos, y este último párrafo donde dice que habría que revisar algunas posturas como por ejemplo estar orgulloso de ser españoles, es verdad deben hacerlo siempre con orgullo y sin verguenza .............para mi España es una gran nación, el aporte a la literatura universal, sus pintores, sus escritores, su siglo de oro uufffffffffff digo uufff que me apasiona, sus paisajes, su gastronomía , su sentir y simpatía no sé ustedes gozan de una gran nacióln con sus aciertos y fracasos, es preciosa inclusive siempre digo tiene hasta un caribe europeo jajaajja o sea yo vivo las islas canarias jeejjeje el regionalismo que no falte jajajajajajaja, besos , me encantó esta entrada

    ResponderEliminar
  9. Hola Rafa... Es que con esta conferencia, nos dejas sin aliento, sin respuestas.
    En que no tienes razón, y que hay que hacer para poner en practica las ideas..
    Pero amigo mio, yo me he vuelto exceptico político, ya he conocido muchos a la izquierda de la izquierda, y a otros a la derecha de la derecha y la conclusión que saco es ...
    "AL PODER CUANDO SE LLEGA, SE CONSERVA A BASE DE DE SAQUEAR AL PUEBLO, PARA REPARTIR Y ENRIQUECER A LOS AMIGOS FIELES... PARA QUE SIGAN SUSTENTANDO AL PODER QUE REPRESENTAN"

    Y en eso no hay color, los ricos, quieren seguir siendo ricos o mas. Y los pobres en cuanto tienen ocasión también quieren enriquecerse y se convierten en ricos, pensando como ricos...

    No mas hay que repasar la historia del mundo, desde Grecia pasando por Roma y acabando en Europa...

    Bueno perdona la retorica, viva la anarquía,
    !Ah! no entiendo porque algunos partidos se definen de ideología anarquista pero se presentan a las elecciones y quieren mandar y gobernar, aunque sean con pactos antinatura... no habíamos quedado que eran anarquistas....

    Ya me voy, Un abrazo.....

    ResponderEliminar
  10. Como decía mi paisano D. Benito Pérez Galdós, me considero un españolazo , proclamando además sin cobardía, que también soy cristiano de a pie y que creo firmemente que esto último, llevaría al mundo entero a un profundo resurgimiento de todos nuestros valores, de los que tan poco se habla, pues como bien dices, lo que prevalece son los intereses personales, la confrontación, la falta de respeto, el odio, y una total irresponsabilidad, no sólo de los,políticos, sino de una gran parte de los seres humanos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Yo me considero noruego.
    El problema es que no lo soy.
    Pero bueno... por soñar...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hay muchas verdades ahí dentro aunque puedan molestar a los extremistas de un bando u otro.
    Lo que pasa es que resultan duros los mea culpa.
    Felicita a Noe de mi parte.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  13. Un gran artículo. Los extremos, efectivamente, no son buenos.
    A mí me gustaría un mundo bueno y justo.
    Muchas gracias por tu generosidad y afecto

    Te mando un beso

    ResponderEliminar
  14. Un gran artículo. Los extremos, efectivamente, no son buenos.
    A mí me gustaría un mundo bueno y justo.
    Muchas gracias por tu generosidad y afecto

    Te mando un beso

    ResponderEliminar
  15. Yo soy de la izquierda, siempre lo fui y morire siendolo, mas no soy un fanatico.
    Los politicos no son de izquierda ni de la derecha, son unos vivillos que se aprovechan de los tontos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. uf .. ando yo poco positiva para comentar de manera congruente
    al final distintos perros con el mismo collar
    Muy buen artículo
    Besos Rafa y disculpa la brevedad

    ResponderEliminar
  17. Encuentro el artículo de tu hijo muy acertado.
    Debería leerlo mucha gente y reflexionar sobre el tema.
    Falta hace.

    Felicita a tu hijo.
    Besos.

    Y a ver si este comentario sale...

    ResponderEliminar
  18. Con 31 º a la una de la madrugada, que son ahora mismo, estoy más por leer que por escribir, así que no me voy a mojar en este caso,, simplemente decirte que discrepo en muchas cosas.
    Ahora, si me voy a mojar de verdad, me voy a darme un baño a la piscina y a terminar el cubata. ¡que calor! ufff.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Me ha gustado mucho este artículo, menos en lo de que los políticos que triunfan.... en este, nuestro país, los políticos que triunfan no se si saben lo que es el respeto por los ciudadanos de a pie
    saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.