Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

domingo, 14 de abril de 2019

MIS FRASES SENTENCIAS Y OTRAS OCURRENCIAS.



Hay quien escucha cuatro palabras malinterpreta tres y no entiende ninguna.

Para saber si un hombre es honrado basta con otorgarle poder.

Hace años que no hablo solo; ya no me apetece discutir conmigo mismo ni echarme en cara cuatro verdades.

Los dictadores son los únicos muertos que después de muertos siguen vivos.

Si vives la vida muy intensamente puede derivar en dos cosas: o que la vivas más que otros o que mueras de un infarto.

Que nadie me pida que le guarde un secreto, yo no tengo por qué ser cómplice de los hechos relevantes o irrelevantes que otros lleven a cabo. Para preservar secretos ya están los curas.

En todas las películas cuando algo se les complica siempre dicen llamaré a mi abogado, como si la cosa más normal del mundo fuera que todos tuviéramos en nómina a un picapleitos.

Si Dios tuviera que castigar a todos los malos no haría otra cosa, y si premia a los buenos yo a fecha de hoy conozco a muy pocos afortunados.

Lo bueno de escribir uno para sí mismo es que no recibe ni criticas ni elogios, y como autocriticarme no lo hago, como Juan Palomo: yo me lo guiso yo me lo como.

Que un trabajador vote a un partido de derechas no digo el concepto que tengo de él, porque hasta el mismo demonio me llamaría al orden.

Para fundar un partido político solo se necesitan dos cosas: tener la cara muy dura y mucho palique. Lo que figure en el programa electoral es lo menos relevante por dos cosas: primero porque los votantes no lo leen, y segundo porque en caso de gobernar los políticos no lo cumplen.

En cualquier país democrático los partidos políticos radicales y sus acólitos son la úlcera de la sociedad.

Es más fácil encontrar un piojo bizco que un prelado se adapte a lo que la sociedad demanda.

Si no llegas a viejo no te preocupes mucha gente llega y por avatares de la vida quisieran morirse antes.

Si haces siempre lo que te dicte la conciencia acabarás convirtiéndote en un tirano.  

Si te gusta que se ensañen contigo rodéate de niños y disfrutarás como un enano.   

La única forma de no equivocarse es no intentarlo, y quien no lo intenta nunca siempre será un fracasado.

Hay gente que dice no interesarle la política cuando en la propia familia se vive en política.          



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.