Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

jueves, 24 de marzo de 2011

COMENTARIO DEL DÍA.

Cáritas de Granada alerta de una campaña fraudulenta de captación de donativos para Japón que usa su nombre. El fraude consiste en la captación de donativos vía telefónica usando el nombre de Cáritas. Hay que ser muy cabrones y mal nacidos pretendiendo estafar a la gente en nombre de una Organización que se dedica a ayudar a los más necesitados. Y no es la primera vez que les ocurre esto, ya que el pasado 21 de enero Cáritas también denunció y se vio obligada a alertar a la opinión pública de que unos canallas estaban pidiendo dinero igualmente en su nombre con la excusa de comprar una ambulancia. Todos aquellas personas que quieran hacer un donativo dirigido a Japón que lo hagan únicamente a (caritasgranada.org) o mediante el ingreso en las cuentas bancarias que Cáritas tiene en las principales entidades financieras. "A estos ladrones y timadores de mierda, si los trincan se tenían que pasar una larga temporada en el trullo a pan y agua".

18 comentarios:

  1. Que dificil es creer en el ser humano viendo estas cosas...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Intentar sacar provecho de los sentimientos que provocan las desgracias, es uno de los actos más perversos que puede imaginar la mente humana.

    ResponderEliminar
  3. Carlos igual como mucho, si es que los cazan, los ficha la policía y santas pascuas. Conozco a uno que tiene un amigo policía y me comentaba un día que en muchas dependencias policiales tienen hasta varias marcas de tabaco para satisfacer los deseos y angustias de los malhechores. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sefirot por supuesto siempre quedará buena gente, pero es cierto que cada vez tenemos más maldad unos con otros. Aprovecharse de esta situación y pedir dinero en nombre de otras personas que hacen el bien, desde luego hay que ser muy degenerados. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Trecce y lo malo de esta gentuza es que no tienen sentimientos ni extrañas, y son capaces de engañar hasta a personas que están necesitadas. Yo creo que la buena gente por muy mal que lo estén pasando son incapaces de hacer una cosa de estás. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. La picaresca y este tipo de estafas, siempre han existido, pero aumentan en tiempos de crisis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Si Helio pero hay que tener mucho cuajo. Al fin y al cabo el que entra con una pistola a robar a un banco: "Ole sus cojones" Saludos.

    ResponderEliminar
  8. La picaresca de tanto mal nacido no tiene límites. Es la cosa mas rastrera que se pueda dar, utilizar un nombre señero, que de verdad se dedica a hacer obras de caridad, para medrar a costa del hambre de otros muchos.

    ResponderEliminar
  9. José Luis si han conseguido engañar a alguien, el dinero les tenía que servir para gastárselo en medicinas. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Una noticia triste, cierto. Pero esa es una de las consecuencias de "pedir a la gente que de".

    Es decir, si uno quiere colaborar de motu propio, genial, que se acerque o que envíe su donativo a donde mejor le parezca.

    Pero eso de llamarte a casa y decirte que te hagas socio, que hay mucha gente que lo necesita, que sólo es por un euro al mes o no sé cuánto al año... Eso deja de ser voluntario y pasa a ser coacción. Además, coacción de conciencia, peor que la de las empresas telefónicas con el ADSL de tres millones y medio de megas...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Siempre hay un listillo para una trapisonda...me resulta deleznable, y claro está que así habrá más gente que pique con nombre tan probo detrás...lo que ya no entiendo es como hay todavía quien sigue picando con estampitas y tocomochos, pero haylos (y en ese caso bien estafados están por aprovechateguis)

    Saludos primaverales y asténicos.

    ResponderEliminar
  12. AM Editorial, cierto, él que pretenda ayudar a Cáritas ONG o alguna organización similar tiene otros cauces, pero que se asegure bien antes de hacer su aportación que hay por ahí mucho sinvergüenza. Esos que van de casa en casa con una carpeta como excusa bajo el brazo y ponen carita de lástima, no te fíes de ellos ni un pelo aunque te pidan un donativo para los negritos del Congo, que a lo mejor te meten un porrazo y te dejan la casa más limpia que una patena. En estos casos lo mejor que se hace con esta gente en no abrirles la puerta; yo al menos eso hago. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Pues parece ser que sí Maribeluca, que todavía hay gente que sigue cayendo en la trampa de estos mamarrachos, sobre todo a gente de avanzada edad que viven solos a los pobres les engañan que es un salero. Pero lo que estamos comentando, es repugnante que se aprovechen de tales situaciones. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Con lo facil que es ir a la sede más cercana, allí puedes llevar lo que sea. Sobre todo necesitan alimentos básicos porque las están pasando canutas.

    Hay gente para todo.

    ResponderEliminar
  15. País de pícaros. ¿Existirá en Japón algo comparable? Dicen allí que hasta la mafia japonesa -la Yakuza- ha puesto su óbolo a la Cosa. País de los Eres, de la picaresca, de la ética del aquí te pillo.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  16. Candela eso es lo que tienen que hacer, más fácil imposible. Hombre yo creo que si lo publican en los medios y la noticia se extiende a los pícaros se les pondrá la cosa cruda. Un beset.

    ResponderEliminar
  17. José Antonio desde luego. Lo que ha ocurrido en Japón nos pasa aquí, y unos a otros nos quitamos hasta los calzoncillos. Por muy necesitadas que estén algunas personas, en éste país a marrulleros y maleantes no nos gana nadie. Gente de mal vivir, facinerosos y bribones siempre han existido, y como ha apuntado Helio ahora abundan más.

    ResponderEliminar