Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

lunes, 4 de noviembre de 2013

ROTONDAS.




Las rotondas o glorietas es un trazado vial de circulación de lo más acertado. Yo creo que ha sido uno de los mejores inventos para transitar, ya que descongestiona bastante el tráfico, te permite el acceso a otras vías y cambiar el sentido de la marcha. Pero muchas rotondas que tienen varios carriles, y sobre todo las que se hallan en los núcleos interurbanos, y en las periferias de las ciudades son más peligrosas que una caja de bombas, por el mal uso que hacemos los conductores de ellas, así como dice mi mujer a dos por tres ves “cacharritos” y cachos de coches sobre el asfalto de las glorietas. Aparte de colocarnos muchas veces mal en los carriles tanto para incorporarnos como para tomar las salidas, la mayoría pero un porcentaje muy pero muy elevado de conductores cometemos un error que a mi hace mucho tiempo que me llama la atención, y que no enmendamos. Todos sabemos que al llegar a una rotonda debemos ceder el paso, pero resulta que a veces te quedas esperando como un bobo, pasan siete u ocho coches, y nadie gira la rotonda, y cuando te dispones a cruzar, entonces aparece uno como una bala entrando en la rotonda, y el susto que te llevas es de importancia, y esto ocurre porque prácticamente nadie lo indica con los intermitentes. Ni el que sigue el sentido de la marcha que lleva, ni el que gira la rotonda. En este aspecto hay mucha controversia, ya que unos dicen que mientras se está girando la rotonda hay que indicarlo con el intermitente de la izquierda, y otros dicen que no hay porqué ya que no es obligatorio. Parece ser que según el Código de circulación mientras se gira no es obligatorio indicarlo, ya que el que llega a la rotonda es el que tiene que ceder el paso. Pero vamos sea como fuere, obligado o no, yo creo que todo el mundo por prudencia debería poner el intermitente izquierdo mientras da la vuelta a la rotonda, tanto por seguridad de uno mismo como por el resto de conductores. Cuesta poco y en en este sentido habría menos “cacharritos”.

21 comentarios:

  1. son un tanto incómodas estas vías convergentes

    no sé porqué me recordé un capítulo de los simpson jajaja en que estában en una rotonda en londres dentro de un mini

    abrazos y genial semana

    ResponderEliminar
  2. Rafa , al lado de mi pueblo hay una gigante, que deberían de ponerle semáforos¡¡

    Los intermitentes no sirven , los coches van como locos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A veces hasta ruedan por encima en linea recta.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, hay gente que al llegar a las rotondas acelera en vez de frenar, que parece que lleven una vida muy monótona y quieran darle emoción en la ruleta rusa de las glorietas.

    ResponderEliminar
  5. ¿Que te digo? Ni idea tengo,no manejo ni mi vida je.


    Beso Rafs

    ResponderEliminar
  6. Para algunos son un follón. Yo, normalmente, pongo el intermitente por si viene algún despistado.
    ¡¡¡Gracias por Estar y por Ser en mi blogg!!!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Aca le llamamos "redomas"... y si, llevas razon! Descongestiona mucho el transito vehicular, pero tambien "cacharrean" si no andas "mosca"!!!

    Besos y abrazos amigo!

    Genial semana!

    ResponderEliminar
  8. Tienen que estar señalizadas, porque los conductores hacen lo que quieren e imponen su propias reglas.
    Hay unas cuantas en las afueras de Buenos Aires, donde voy poco, yo no tengo auto y aquí cada vez se maneja peor.
    Beso grandote, amigo Rafa.

    ResponderEliminar
  9. Yo, siempre me bajo del coche, me hago la rotonda a pie, doy la vuelta, me vuelvo a subir al coche, y me largo...es lo mejorcito
    Bss,Rafa.

    ResponderEliminar
  10. Tendriamos que poner rotondas en nuestras mentes para la circulacion de demasiadas idéas...

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo, es muy peligroso no avisar de que vamos a salir de ellas y no lo hacemos, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. En este país los intermitentes están de adorno en los coches, si los quitaran no pasaría nada y los coches serían más baratos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Por etas puñeteras rotondas me suspendieron tres veces el carnet de las nueve o diez que pasé las prácticas, sin contar que siempre se me olvidaba el interminente.
    Bueno el caso es que no sé distinguir derecha de izquierda y sólo sé caminar a la izquierda...
    Por lo que ya ni me preocupan estos bichos, aunque a pie, cualquier día va y me atropellen.
    Besos, Rafa.

    ResponderEliminar
  14. La verdad es que la gente despotrica mucho de las rotondas, pero a mí me encantan porque me permiten enmendar mis frecuentes despistes.
    No tengo en tan buen concepto los intermitentes. Hay mucha gente que considera que por el hecho de encenderlos puede hacer la maniobra que le salga de las pelotas en el momento que le salga de las pelotas.
    Un abrazo, Rafa.

    ResponderEliminar
  15. Es uno de los mejores inventos para la circulación aunque una vez dentro de ellas predomine la ley del Oeste a la hora de dar preferencia :-)

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Yo pongo el intermitente sólo para incorporarme.

    Ahora bien, como Antonio, considero que, en materia de rotondas, impera la ley del Oeste o del que más morro tiene (morro de coche digo).

    Como me transformo conduciendo y soy muy pendenciera (hasta el punto de pelearme con un gitano o con un policía por un aparcamiento, o de hacerle a alguien un "aparcamiento gratis" empujándole con mi coche por estar aparcado en mi vado y no querer quitarlo) lo que no me gusta es que me tomen el pelo a la hora de ceder el paso, así que si llevo el coche pequeño me cuelo por donde sea y si llevo el grande digo: "a ver quien tiene cohones a chocar conmigo".

    En fin, que conduciendo no tengo arreglo siempre que yo considere que tengo razón.

    Besos


    ResponderEliminar
  17. Acertado comentario de Antonio: en ellas rige la ley del Oeste. Reconozco su adelanto pero quizás nos hace falta más educación, no solo vial. Saludos

    ResponderEliminar
  18. Es que hay gente que no tiene la palanquita del intermitente en su coche, se ve que no les viene de serie y si tienen que pagar un plus, pues prefieren ir por ahí sin intermitentes...

    Es un tema este que tocas que me pone muy nervioso, de verdad, con lo poco que cuesta... pues no, hay conductor@s por ahí que no tienen ese pequeño detalle. Por otro lado, yo sí soy de poner el intermitente izquierdo cuando voy a pasar por una o más salidas de la rotonda sin salir, no siempre lo hago, pero cuando veo que hay coches esperando me gusta indicarlo, y por supuesto cuando voy a girar es automático y lo hago.

    Un abrazo Rafa.

    ResponderEliminar