Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

viernes, 7 de octubre de 2016

VICISITUDES DE UN PUEBLO Y REVOLTIJO DE SU GENTE.


Ignacio el carnicero se fue de boca un día que había nevado, y se partió los omoplatos y siete costillas, y el pueblo a pesar de que tenía siete millones y pico de habitantes, nunca fue reconocido como ciudad, por culpa de su alcalde que llevaba cuarenta y siete años con la vara de mando y se tomaba muchos ibuprofenos  para los dolores del escroto. El pueblo desde tiempos remotos ya había cambiado doce veces de nombre, por lo tanto ya no sabía nadie como se llamaba y por donde andaba. Sólo sus habitantes sabían de su emplazamiento, pero jamás soltaron prenda. Todos tenían trabajo, menos un primo del herrero que se dedicaba a la confección de cucharas de madera, y se vio envuelto en un atraco que cometió una monja de clausura.  A José Antonio de la Serna y Cerril no lo conocía nadie, porque siempre llevaba una máscara, lo único que se sabía de él, es que se peleó con una costurera prima segunda de Ernesto el “Perejil”, y se quedó mellado como le ocurrió a un cuñado del alcalde en un pleno. Marcela una vieja de ochenta y cinco años, se subía todos los sábados por la noche al campanario de la iglesia a cantar saetas, todos sabían su nombre, pero nadie la conocía, ni sabía de su familia, hasta que un vecino del notario  la registró en el juzgado como su madre. Margarita se enamoró de un contrabandista de tabaco durante la época del estraperlo, y su prima se ahogó en un pantano de Huesca. El pijo de “Hierro” que así le llamaban porque tenía los brazos muy musculados, lo mató un guardia civil al confundirlo con un yerno del cuñado del farmacéutico que vivía en Palma de Mallorca, y lo arrolló un tren en Pollensa. Cuando Ignacio se recuperó del porrazo de la nieve, quiso matar al alcalde por no limpiar bien las calles, pero se topó con el cura del pueblo que en la Batalla del Ebro fue sargento furriel, y le volvió a partir tres costillas de la hostia que le metió. Hubo una gran manifestación y por fin el concejal de urbanismo consiguió que el pueblo vecino fuese reconocido de Interés Turístico, hasta que Blasa una sobrina carnal de Margarita decidió suicidarse porque el pijo de “Hierro” no quería mostrarle sus músculos. La Interpol buscando a Ernesto el “Perejil”, que atracó un banco en Suiza, se enteró de que José Antonio de la Serna y Cerril era suegro de un escritor famoso, pero nunca revelaron el nombre para no dañar la imagen de doña Inés que era la carpanta del pueblo y amante del alcalde. Del alcalde nadie supo nunca su verdadero nombre, él decía que se llamaba Ramón Cerril, pero se sospechaba  que fue un maqui al que la guardia civil jamás le pudo meter mano. Una hermana gemela de Margarita se quedó preñada del escritor famoso, y Ernesto el “Perejil”, se enfadó tanto que tuvo una pelea en un bar de Tordesillas y le partió las dos piernas a un amigo de doñas Inés la carpanta. Años más tarde cuando casi todos ya habían muerto salió a la luz de que Ignacio a pesar de pasar tanto tiempo con las costillas rotas le pegó un buen polvo a la hermana gemela de Margarita, y tuvieron tres hijos. Dos de ellos se hicieron políticos, pero como robaban mucho, el cura que a su vez también tuvo un hijo, ya que entre tiros y tiros durante la Batalla del Ebro, todavía le quedaban ganas para chingar; se cepilló a una republicana de la sexta compañía de fusileros de Málaga, y este buen hijo contrato a dos sicarios chinos, y mataron a los dos políticos ladrones. El tercer hijo de Ignacio y Margarita se hizo pirotécnico, arte que aprendió de los maestros de Moncada, pero en unas Fallas calculó mal los kilos de pólvora que tenía preparados para la “Nit del Foc” y en la A/7 del peso que llevaba el remolque se cayeron del tractor los setenta kilos de explosivos y fueron a parar al capote de un mercedes, matando a cuatro australianos que  llevaban máquinas de coser a Barcelona. El que más viejo se hizo fue el alcalde que seguía gobernando el pueblo pero el muy cabrón no quería que se convirtiera en ciudad, a pesar de que ya tenía nueve millones de habitantes. Por fin, Ramón Cerril murió un tres de enero del año chino, y los nueve millones de habitantes lo celebraron en la plaza mayor bebiendo cerveza y comiendo churros, pero hubo una gran tormenta y a siete millones se los tragó el agua, apareciendo los cadáveres en las Lagunas de Ruidera. Los dos millones que sobrevivieron se marcharon a Ceuta y al cabo de unos años fundaron una peña de fútbol para recordar a los muertos de la tormenta y a sus antepasados.   

(Yo no sé lo que he escrito. Si alguien se ha enterado de algo, ruego me lo haga saber).

35 comentarios:

  1. Jajaja.Un ritmo delirante. No le falta de ná.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me ha gustado. Al más puro estilo de don Camilo José Cela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad Rafa, me has dejado tan confundida que sólo te puedo decir que la imagen es preciosa y que gracias por tu sentido del humor.
    Un ratico de risa biene muy bien.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. jajajaja pues te ha quedado muy divertido!!!

    Besos =))))

    ResponderEliminar
  5. Jajjaajja has escrito una mascletá,pero de Torrent!
    (Millor que les de Moncada)
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía qué novelón, anda que imaginación a chorro no te falta , Rafa. Qué risaaaaa !!!!

    ResponderEliminar
  7. Que novelón jijiji!
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  8. Mañana vuelvo que ahora estoy más liada que el relato en sí...
    ;)

    Gracias a ti siempre por tu lealtad.
    Eres un crack.

    Contigo me he de reír, sí o sí.
    Eres tan tú...
    No cambies nunca.

    Abrazo grande, Rafeta.

    ResponderEliminar
  9. la verdá que me anduve perdiendo jajaja
    pero no importa
    felices los perdidos porque de ellos será el reino de las sorpresas

    abrazos y feliz fin de semana Rafa acá es laargo

    ResponderEliminar
  10. Mas enredado que un bulto de anzuelos, no entendí ni pío, pero me he divertido un montón. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ya tienes la base para una novela, rellenando por acá y un poquito por alla, tendremos un Macondo y unos cien años de soledad español.
    Realmente me ha gustado.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, Dios mío! Pero si has regresado de aquellas largas vacaciones hecho un novelista de best y seller. Y te quedó de lujo. Perooooo.... ..... .....
    Te voy a regalar un paquete de "puntos y aparte" : ) que le estás haciendo la competencia a Saramago en el libro del Evangelio. Y bueno, sólo a él y a ti les acepto leerles todo a renglón seguido, encantada de la vida. Eres genial.
    Un abrazo, campeón.

    ResponderEliminar
  13. jajajajaja vaya tela marinera que bueno vale logras atraparnos es un relato para publicar no dejas a ninguno sano jajaja, que me risa además tiene melodía que simpatico , un besote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado. Me has llevado al galope de tus letras de una manera deliciosa.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Esto está mas liado que la pata de un romano... jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  16. Ayer no habías puesto el pie de página, jajajajajaja. Es que fue la sensación que me dio, que te había dado un delirium tremens, jajajaja. Pero es que esos delirios tuyos me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. jajajaja Siempre me queda la duda si estas historietas las inventas o y te pasan a ti. Eres genial Rafa :)

    ResponderEliminar
  18. Jajajajjaja, eres un crack.... qué cerebro tan privilegiado tienes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. He conseguido leer hasta la mitad, como me di cuenta que me iba perdiendo, abandoné la lectura y me fui hacia la foto, en ella no había ningún personaje y me limité a comentar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. jjajajaja lo de que toman ibuprofeno para el dolor de escroto creo que le pasa a unos cuantos alcaldes jajjaja. Ese estilito tuyo :)
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Creo que que me he enterado, pero no te voy a explicar lo que quieres decir.

    ResponderEliminar
  22. Ese chorro de historias y personajes tan enrevesados y graciosos solo se te podían ocurrir a vos. El absurdo es tu estilo, Rafa. Muy bueno, me hiciste reír.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  23. Me encanta leerte
    Tenés en la mente locuras divinas de un tiempo pasado de un tiempo sin tiempo
    querido compañero de letras aladas Me complaces cuando te leo

    ResponderEliminar
  24. Que me has "liao" con tanto personaje y tantas anomalías que pasan los habitantes de ese pueblo sin nombre........y ya no queda nadie para contarlo. Seguro que a tí te contó esta historia ( para que lo cascaras) la suegra ( que era una cotilla) de un cuñado de una de las gemelas que era vecina de una amiga del "Pijo de hierro" que a su vez conocía a la prima del mejor amigo del hijo del cura y todo el mundo sabe que los curas se enteran de todo lo que ocurre en el pueblo:-)) Saludos llenos de risas

    ResponderEliminar
  25. Humor y bién hacer,cualidades que a ti nunca te faltan
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Me encanta tu humor. Y es tan agradable leerte...

    Un besote. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta tu humor. Y es tan agradable leerte...

    Un besote. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  28. Me lo conto tambien la monja de clausura cuando integré la comunidad...

    ResponderEliminar
  29. Cuanta imaginación Rafa, si te esfuerzas un poco más te sale una novela de esas que ponían el la radio en los años 70.
    Es todo un lujo de imágenes pueblerinas que describes de forma freudiana , cada cual con sus características propias de la situación que viven.
    Lo bueno era que pusieras la segunda parte de esta historia.
    Besos Rafa.
    Puri

    ResponderEliminar
  30. Como un revuelto de cosas que al final uno dice pero vaya imaginación que tiene este hombre.
    Saludos y buen domingo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Rafa.. Me has de decir donde esta ese pueblo, no puedo perdérmelo, ya tendré cuidado de no romperme ninguna costilla, pero ríase Vd. de Berlanga.. eso si que es un pueblo con unos personajes de película..
    No entiendo bien el final, en el que dices que no has entendido nada, si todo esta clarisimo y diáfano, que dudas puede haber a un relato tan bien explicado..
    Un abrazo Rafa..

    ResponderEliminar
  32. Jajaja, eso mismo te iba a decir yo, que me lo explicaras. Pero sin duda tiene un gran mérito, a ver quien tiene tanta imaginación para decir muchísimas cosas sin decir nada, jajaja, es muy difícil.
    Un abrazo Rafa.

    ResponderEliminar
  33. Tienes un don que y me gustaria a mi...buen humor y buen hacer.
    Que disfrutes de la tarde de lunes.
    Un gran abrazo, querido Rafa.

    ResponderEliminar
  34. Jajaja Madre del Amor Hermoso, que imaginación y gracia tienes. Créetelo que he llegado al final del batiburrillo sin parar de reírme.
    Buen trabajo, Rafa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar