Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

martes, 7 de febrero de 2017

MILUNKA SAVIC: HEROÍNA DE GUERRA.


Según fuentes serbias, Milunka Savic ha sido la mujer más laureada de la historia bélica. Fue condecorada con las siguientes medallas: Dos de la Legión D´Honneur francesas, una Cruz de San Jorge rusa, una Orden de San Miguel británica, una Croix de Guerre francesa, dos Karadorde con Espadas y la Milos Obilic de Serbia. Y si los historiadores no lo adornan fue herida nueve veces en combate, y a pesar de todo ello fue capaz de criar cuatro hijos; “esta mujer era de otra galaxia”. Participó nada más y nada menos en la Primera Guerra de los Balcanes, en la Segunda Guerra de los Balcanes y en la Primera Guerra Mundial. Las Guerras de los Balcanes suceden entre 1.912 y 1.913 y enfrenta a Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia, contra el imperio otomano o turco.  Milunka Savic nació en la localidad Serbia de Raska en el año 1.892. En 1913 su hermano recibe una carta convocándole a una movilización para luchar en la Guerra de los Balcanes. Savic decidió ocupar su lugar, se corta el pelo y se viste como un hombre. Poco después se alista en el Ejército de Tierra de Serbia, donde tiene ocasión de combatir, captura a varios prisioneros y gana su primera medalla. Fue promovida al rango de cabo en la batalla de Bregalnica, y al resultar herida tiene que ser ingresada en el hospital, y allí descubren para el asombro de todos los médicos que es una mujer. Al comienzo de la I Guerra Mundial, al no ser llamada a filas, acude al Cuartel General y solicita hablar con el general Stepa Stepanovica quien le ofrece un puesto como enfermera, y ella responde, que lo que quiere es una “pistola”. Es asignada al II Regimiento de Infantería de la División Drina. Y si los biógrafos no vuelven a exagerar captura ella sola a veinte prisioneros alemanes en la batalla de Kolubara, por lo que vuelve a ser condecorada de nuevo. En 1915 resulta herida de gravedad, y es trasladada al Norte de África para su recuperación. Abandona el ejército con la graduación de sargento, que en tiempos de guerra y para comenzar de soldado raso es mucho, tras casi siete años de servicio a su patria. Sus hazañas son elogiadas por el Mando Supremo Aliado, y publicadas en los principales periódicos europeos, por lo cual Milunka recibe una oferta de instalarse en Francia con una pensión de excombatiente, pero ella no acepta. En 1923 se casa, tiene una hija, pero enviuda y adopta a tres hijas más. A pesar de su impecable hoja de servicio como heroína de guerra, cae en el olvido y tiene que ganarse la vida realizando tareas domésticas, hasta que en 1927 obtuvo un empleo de limpiadora en el Banco Hipotecario del Estado, donde asciende y trabaja varios años. Durante la ocupación alemana de Serbia en la Segunda Guerra Mundial, se niega a asistir a un banquete en el que acuden varios generales y oficiales alemanes, y es arrestada y enviada a un campo de concentración donde permanece diez meses. En 1945 recibe una pensión estatal, pero su vida está repleta de penurias y malestar. En 1972 gracias a la presión social y a un artículo periodístico denunciando su precaria situación doméstica y financiera, el Gobierno le da un pequeño apartamento en las proximidades del Congreso de Belgrado. A pesar de la vida tan azarosa y dramática que llevó, esta heroica mujer vivió hasta los 81 años, y fallece un 5 de octubre de 1973. En Belgrado hay una calle con su nombre, que bien se lo merece. Para terminar esta publicación quiero añadir que actualmente solo hay 14 países en el mundo que permiten a las mujeres soldados entrar en combate, y entre ellos está España. Si un país tuviera un puñado de mujeres soldados, con la valentía y el arrojo de Milunka Savic, el pueblo podía dormir tranquilo aunque le declarasen  la guerra. Esta mujer se merece que le rindan muchos más honores, que una simple calle con su nombre. A cualquier politicucho nefasto se le homenajea más; tanto en vida como después de muerto.                    



32 comentarios:

  1. Creo que pongo el primer comentario.
    ¡Menuda heroína!

    ResponderEliminar
  2. Hola Rafa.. Todavía estoy catatónico, del relato que nos cuentas sobre la vida y milagros de Milunka..
    Eso si es aquello de "genio y figura hasta la sepultura".
    Vamos que Agustina de Aragón a su lado, no queda ni un francés..
    Muy interesante, y que en España puedan ir a la guerra las mujeres no es de estañar, pronto irán los pensionistas de 70/80 años, así se ahorraran la pensión, que es una lacra para (este) estado..
    La Av de Milunka Savic, estaría bien.. siempre que no hiciera cruce con alguna de las muchas calles con nombres de militares y dictadores que todavia hay..
    Un abrazo compañero..

    ResponderEliminar
  3. Madre mía qué historia la de esta mujer!!
    Asombrosa, valerosa y con muchísmo carácter, sin duda.
    Es verdad que se merecía todo y no migajas y tanto sufrimiento, pero vaya...que la vida es así. Salvo para los políticos, claro. Faltaría más...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. A lo largo de la historia ha habido muchos casos de estos, mujeres que arriesgaron, incluso perdieron sus vidas, con el mismo arrojo que el más valiente de los hombres. Muchos de esos casos han quedado en el olvido, unos pocos han trascendido el devenir del tiempo. Este es uno de ellos.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo amigo Rafa.
    Interesante, humano y honores reciba donde quiera que descanse, esa valiente mujer, se los merece, eso y mucho más.

    Sigo ausente, pero los "raticos" que tengo aprovecho para visitaros.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  6. Hay quien ama la sencillez,y hay quien ama los peligros

    ResponderEliminar
  7. Sin duda una mujer excepcional a la que su país tardó en valorar como merecía.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Una mujer impresionante, sin duda, y una vida que no fue correspondida como se merecía. Creo que la historia debería darle su lugar.

    Un beso, Rafa.

    ResponderEliminar
  9. Una mujer valiente, te confieso no conocía nada de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Una mujer valiente, te confieso no conocía nada de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Y todavía crío cuatro hijos, aplausos para ella.


    Besos Rafa

    ResponderEliminar
  12. Increíble mujer. Me quedo admirándola mucho. Gracias por traerla, que no la conocía Rafa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Interesante historia que no conocía y merecido homenaje.
    Gracias por traérnosla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me gustaria que las mujeres no tienen que combatir...y tambien los hombres

    ResponderEliminar
  15. Un relato muy emocionante Rafa, como sin duda fue la vida de esta mujer de armas tomar, y nunca mejor dicho.
    Valiente y aguerrida demostró toda su valía aunque al final no fuera tan reconocida, como actualmente son otras personas que no le llegan ni a la suela del zapato.
    Bravo por ella. Encantada de conocer esta historia y gracias por enseñárnosla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Me encantan estas entradas culturales, que nos recuerdan a estas personas tan importantes.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Vaya mujer guerrera, se ve que le iban las contiendas bélicas ya que repitió varias veces, nunca había oído hablar de ella y se merece un puesto en los libros de Historia.Saludos

    ResponderEliminar
  18. Lo de los políticos es verdad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Una biografía interesante la de esta mujer, y mas en la época que le tocó vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Se le pueden atribuir todos los méritos y así fue pues bien que fue una heroína con todas las letras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Leí su historia el otro día en un diario... ya no sé cuál era...

    Luego pensé en todos los generales con el pecho lleno de medallas y que no han pegado un tiro en su vida, generales de tebeo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Una injusticia.
    Una mujer de tremenda valentía y generosidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Humor y mas humor,por eso tu blog aumenta cada dia

    ResponderEliminar
  24. Ya la conocía, tengo un amigo que tiene un blog donde escribe sobre mujeres increíbles y ahí lo leí, mira:http://artistasoguerreras.blogspot.mx/2011/05/milunka-savic-1888-1973-heroina-serbia.html

    Increíble historia!

    Besos RAfa =)))

    ResponderEliminar
  25. Sin duda, es digna de admiración.

    Valiente y que merece ser recordada. Una gran mujer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Menuda historia y menuda mujer, claro que a los que ella se cargaba no debían de admirarla mucho...jajaja
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  27. No la conocia Interesante. Me encantan las biografias
    un abrazo enormeeeeeee

    ResponderEliminar
  28. hola rafa amigo que buena entrada no sabia de ella ahora la admiro auqnue no sirva de nada, pero si me ha impresionado el coraje la valentia de esta mujer, a los heroes se le olvidan asi que me alegro que tenga una calle con su nombre felia dia besitosss

    ResponderEliminar
  29. Hay huellas que dejan estela
    Y estelas que algunos
    Buscan desvanecer la leyenda.

    Pero , a veces,
    Un latir anónimo
    ...Las recupera.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Una más que pasó al olvido porque hay que dilapidarlo antes de molestarse en entender que sin pasado, somos polvo en el viento sin ton ni son.

    Besos reivindicativos, Rafeta!!

    ResponderEliminar