Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

miércoles, 28 de noviembre de 2018

COMENTARIO DEL DÍA.


Imagen tomada de Internet.

Si tuviéramos el mismo apego a los derechos humanos y a los derechos de los trabajadores como el que se le tiene a una bandera que al fin y al cabo es un simple un trozo de tela colgado de un mástil,  no nos torearían como lo hacen y  crearíamos un mundo mucho más íntegro y  equitativo. Ningún color de ninguna bandera implica el bien social y bienestar de ningún país, puesto que todos tienen sus luces y sus sombras. En los países nórdicos tanto a nivel social como económicamente es donde mejor se vive actualmente del mundo y también tienen sus pros y sus contras, y los defectos que tengan no los solucionan enarbolando ni exaltando la bandera. Las banderas para los salvapatrias y fanáticos empedernidos que solo ven en ella la única tabla de salvación. Al revés ocurre todo lo contrario, sin banderas ni religiones viviríamos en unas sociedades más unidas, justas y pacíficas. Ahora lo mismo que digo que no hay que romperse la bata por una bandera, también opino que no hay que mofarse de ninguna, ya que como se suele decir lo cortés no quita lo valiente. Ya que nos las han impuesto y dicen que es el sello de identidad de un país, dejemos que el trapo en el palo se ventee y así evitaremos posibles disgustos.                


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.