Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

viernes, 28 de diciembre de 2018

COMENTARIO DEL DÍA.


Imagen tomada de Internet.

A los castores les huele el culo a vainilla, “así tal cual”. El exquisito aroma del culo de un castor sabe puramente a vainilla, por lo tanto para los glotones no hay nada más placentero que olerle el culo a uno de estos bichos. Y así lo afirma (Mollie Bloudoff-indelicato) en The National Geographic. Es la misma secreción con que el animal marca su territorio y viene dado de las glándulas en la pelvis, en la base de la cola. Durante muchos años se ha extraído y utilizado para dar aroma a comidas que contienen vainilla igual que en perfumes. El único problema según el ecologista “Joannne Crawford”, “es que es bastante desagradable extraer el líquido ordeñado de las glándulas anales hasta que sale un chorro de calidad: (Vamos dicho más claro que te pones de mierda hasta los dedos gordos de los pies). Este ecologista agrega que los productos alimenticios de estos extractos llamados “castoreum”, no tienen obligación legal de decir que contienen, lo único que dicen que es un sabor natural, (coño y tan natural, y ni rompe la cadena del frío). Así que a la gente que le guste la vainilla y en lugares que hay muchos castores se pueden tirar todo el día detrás de uno olisqueándole el culo. (Anda que el de la foto no es majo y como le tiene que cantar el ano). La noticia es cierta, y bromas aparte a saber lo que comeremos dios santo.          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.