Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

martes, 20 de febrero de 2018

LA ENFERMEDAD DEL MÓVIL CHALADOS Y TARADOS POR DOQUIER



Vivir pegados al móvil se está convirtiendo en una enfermedad mental en medio mundo, y sobre todo entre la gente joven. El problema está llegando hasta tal extremo que familias ricas estadounidenses, están dispuestos a pagar hasta más de 40.000 euros para que sus hijos  se desintoxiquen del jodido aparato. Un reciente estudio confirma que el 80% de los jóvenes americanos, desde muy  jóvenes hasta los veinticinco años de edad revisan su móvil de cabo a rabo cada media hora, y cuando no lo hacen están mandándose mensajes y chorradas de todo tipo. Solo en revisar el móvil “será para ver si se les cuela algún marciano”, se pasan más de siete horas, y lo más dramático es que los comprendidos entre doce y dieciocho  años  se pueden tirar hasta más de quince horas pegados al móvil. Ante tal situación muchas familias adineradas han ingresado a sus hijos en la ciudad de San Rafael  cerca de San Francisco, para meter a los niñatos y no tan niñatos en vereda. El centro donde permanecen es una lujosa mansión que cuesta la friolera de 1.300 euros al día, “aproximadamente al cambio”, ya sabemos que allí son dólares. Pero es que por lo visto para curarse de esta enfermedad aunque yo creo que más que enfermedad es un mal vicio, según los especialistas del centro, necesitan unos cuarenta y cinco días; así que sacar cuentas, como para que después sirva más bien de poco como creo yo. En esta gran casa o chalet de rehabilitación para los majaras del móvil se realizan varias actividades, aunque por supuesto, erradicarlo de golpe el teléfono  sería peor el remedio que la enfermedad. Se levantan a las siete de la mañana, y tienen refuerzo escolar, pianos, gimnasios, piscina, playa y practican varios deportes y por supuesto gente muy especializada para aleccionarlos al respecto. Yo por un precio módico con una buena vara de roble les curaba la adicción en tres días; “bueno ya me conocéis y esto es broma”. Pero lo que digo muy en serio es que esos padres que les compran a sus hijos con once o doce un móvil para que los niños se entretengan, tenían que abrir de nuevo la prisión de Alcatraz y meterlos a todos dentro, pero a los padres de allí y a los de aquí. Cuando una hijo o una hija llega a la mayoría de   edad no les puedes prohibir nada, en todo caso aconsejarles, porque si les prohíbes algo te pueden morder la yugular. Pero si un chaval llega a los diecisiete o dieciocho años y ya está gilipollas perdido por el uso del celular la culpa única y exclusivamente es de los papás por haberlo permitido. Que a cualquier chiquillo  se le compre una mierda de esas con once años es echarlos a perder. Que estén en el mercado al alcance de cualquiera, no implica que un monicaco que no levanta dos palmos del suelo, a una edad muy temprana ya lo tenga la sociedad para coger moscas, porque de entrada el primer perjudicado va a ser el chaval. Ya sin contar las barrabasadas que muchos llevan a cabo por culpa del mencionado trasto, que graban palizas, robos y violaciones y las cuelgan en Internet, y la mayoría de los que realizan estas fechorías es gente joven porque aprendieron antes a usar ese chisme que a tomarse un biberón.     (Esa chabola de la foto es donde meten a los chiflados para reinsértalos del puto móvil).          

38 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, Rafa, además de ello no quieren cualquier móvil.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mira qué horas y yo .... ya con el mvl. Menos mal que las próximas 12 horas a penas tengo tiempo para revisar(lo).

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Los de mi alrededor ya saben que si tienen algo importante que decirme tienen que hacerlo por teléfono, porque yo el wasap (o como se escriba) lo miro muy de vez en cuando, no cuando pita. Al ordenador estoy más enganchado, tengo que reconocerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. DE acuerdo contigo, primero y principal es una enfermedad (la adicción lo es) pero causada por la estulticia de los padres que en lugar de enseñar a sus hijos el hábito de la lectura, el deporte, la música; en una palabra, la vida sana, les comprar el puto móvil cuando niños. Mira, yo veo a mi hija y yerno como educan a sus 4 nenas y nada que ver, ni televisión tienen en la casa. Sí ven algún programa puntual en el ordenador portátil de los padres, como algo especial. Leen mucho, las más grandes. Hasta la de dos años tiene un montón de libros y le encanta que le leamos cuentos. Demás decirte que son muy creativas y que esta abuela chocha babea y que se me hace tarde jajajaja, pero que gusto siempre venir a leerte mientras desayuno y alegrarme el día.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  5. Es un problema más grave de lo que algunos piensan, pues no solo vale con los hábitos que se les inculquen en casa, ya que todo el día están rodeados de gente de su edad que tiene móvil y está pendiente del mismo.

    ResponderEliminar
  6. Si razón no te falta, pero ningún joven te va a leer a no ser que se lo mandes por Whatsapp. Los padres son los culpables, pero hay cierta locura colectiva, los niños se van de viaje escolar y el centro pide que lleven cada uno su móvil para comunicarse y por si se pierden. Si no dejas ir al peque menudo disgusto, no te lo va a perdonar. Es un tema serio con muchos caminos. Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es un problema grave que se va elevando al máximo.
    Creo también que los padres tiene mucha culpa, pero es que es muy difícil luchar con la sociedad cuando está tan inmersa en un hábito, los niños quieren todo lo que tienen los amigos...
    En fin, el problema es gordo sin duda.
    Un abrazo Rafa.

    ResponderEliminar
  8. Te has ido a los EEUU para hablar de los niños/as pegados al móvil, aquí en España, en tu pueblo como en el resto del país, niños/as menores está liados con el móvil y los peligros que esto representa si no se sabe utilizar, bien es cierto que hay centros educativos de primaria en el que los profesores lo utilizan como medio educativo, el refrán es claro, "si no puedes con tu enemigo únete a él" y está dando buenos resultados. Luego están los otros lo que el Juez Calatayud llama "gilipollas", son esos adultos que se graban haciendo, eso, gilipolleces como es conducir con los pies o con exceso de velocidad, son tan gilipollas que luego lo suben a Internet y claro la policía los pilla con la mano en la masa.

    Saludos


    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Lo que principalmente hace falta en taodas clases de fenomenos de nuestra epoca es la educacion de los padres.Permisivos para "salvar su yugular" ????

    ResponderEliminar
  10. Hola Rafa.. Gran tema este de los móviles, tableta, consolas y otros artefactos..
    Es patético ir en un transporte publico y ver al 90% de la gente con el móvil en la mano duro que te pego, que la gente vaya por la calle dándole a las tecles, o hablando con el pinganillo colgado, como si todos estuviéramos chalados..
    Pero los niños son consecuencia de los padres que son el primer ejemplo, son los que ellos mismos están sentados a la mesa y están con el móvil duro que te pego, ademas haciendo comentarios estúpidos sobre las choradas que se envían constantemente, y eso los niños lo ven, y lo aceptan como comportamiento natural..
    Pero hay lo que hay y es que me estoy volviendo un carca.. Un abrazo compa.

    ResponderEliminar
  11. Uy... este tema da para mucho, lo que peor llevo son los niños que ya nacen con el móvil en la mano... mo me gusta nada lo que les están enseñando a esta nueva generación, me da pena...Pero sabes... los padres podemos hacer mucho sobre este tema.
    Mi nieto que tiene dos añitos, empezaron con el móvil poniendole dibujos animados,para que comiese, "como premio" y en cuestión de semanas lo manejaba mejor que yo y no podía pasar si él. Tomaron cartas en el asunto mi hijo y nuera.
    Y ya ni pregunta por el móvil, lo ve y ni caso.
    Buen tema Rafa.
    Un fuerte abrazo.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  12. Como casi todo en esta vida, es cuestión de educación. Es cuestión de valores y de lo que aprenden de padres y maestros.
    A los niños de tu primera fotografía hay que enseñarles que la belleza siempre es mejor contemplarla al natural y sin artefactos que la distorsionen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Tienes toda la razón, al menos de momento, porque yo recuerdo por allá en el Jurásico, cuando yo era un chaval, que siempre se metían conmigo porque me gustaba mucho leer, "Te vas a quedar ciego" te vas a volver tonto de tanto leer", "Haz algo útil", ya ves lo que son las cosas...
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  14. Purtroppo sembra che il telefonino sia il maggiore protagonista della nostra vita!
    Un saluto,silvia

    ResponderEliminar
  15. yo crecí con la idea de que el teléfono es solo para emergencias y pR vida social es preferible un face to face en un café o cena etc ...pero mi hijo pertenece a esta generación y aunque le haya enseñado mi experiencia, lamentablemente hoy por hoy las comunicaciones son instantáneas imposible quedarse pegado al siglo pasado

    abrazos

    ResponderEliminar
  16. Tengo debajo de mi casa un parque donde se suelen sentar una cuadrilla de niños porque todavía no son adolescentes y cada cual con su móvil dándole sin parar ¡¡¡¡no hablan entre ellos ni juegan!!!! me da mucha pena lo que se están perdiendo y toda la culpa los padres pues no tienen edad para usar el móvil...........Al ver esa mansión me voy a declarar adicta al "susodicho" para ver si me mandan para allá, para pagarlo que utilicen la picardía española que igual cuela. Saludos

    ResponderEliminar
  17. La verdad amigo esto va así en todo el mundo no se hacia donde vamos y ellos tampoco,mas de una vez me han chocado caminando en la calle por ir colocados al móvil,abrazo. Así esta el mundo amigos.

    ResponderEliminar
  18. Estoy muy de acuerdo con el comentario que aquí ha dejado nuestra querida Myriam y añado que no se puede dejar de lado la influencia manipulativa de la publicidad dirigida a las grandes masas que nos hace creer que si no usamos estos aparatos estamos en la edad media, que somos primitivos y analfabetas de lo que el mundo moderno nos ofrece. En realidad, el poder del mundo capitalista necesita borregos incapaces de ver más allá de sus narices, que no vean la realidad que les rodea y que, mucho menos, sean capaces de cuestionar el sistema político que les gobierna y esclaviza. Los móviles, los partidos de fútbol de las grandes ligas y demás distractores son parte de la medicina para enajenar a toda una sociedad. Todo en Estados Unidos y, en general, en este mundo de la globalización es un negocio y muy asqueroso y eso de esos centros de rehabilitación no son más que una forma de atracar legalmente a la gente desesperada.
    Estupenda entrada.
    Rafa, recibe mi abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Totalmente cierto. Y la culpa la tienen los padres que les compran el dichoso móvil,al cual van pegados durante todo el día.
    Vivimos en una sociedad absurda y con muy pocos valores.
    Así van el mundo. Y cada vez, mucho peor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. No es una enfermedad, los móviles actuales con internet y las redes sociales, crean una adicción en pequeños y mayores.
    El problema es que casi todos los niños desde muy temprana edad están ya enganchados, en lugar de estar jugando con otros niños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Es que las niñas ven a sus madres y los niños a sus padres y solo estan imitando

    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. A mí lo que me encanta es cuando vienen hacia mí tecleando sin mirar por donde van.... jajajajajja, algunos en el último momento se apartan, otros los aparto yo en medio segundo de un "empujoncillo" y una amonestación verbal... para algo me tendría que servir mi físico.

    Están chiflados.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Espectacular entrada compañero.
    Este tema tiene contenido para hacer una tesis.
    Uno de mis blogs se titula:
    "Érase un hombre a un móvil pegado" donde suelo hablar de todo lo que dejamos pasar por estar absortos en el celular.
    Incluso la cantidad de accidentes que se provocan por ir con el dichoso móvil. Esto solo es un ejemplo más. Cualquiera podría enumerar diversas enfermedades por el uso enfermizo del aparatito.
    Te dejo, debo poner otro wasap.
    (va de coña)

    ResponderEliminar
  24. Que cruzan la calle sin mirar pendiente del pito móvil!
    Es una buena herramienta pero la verdad es que crea adicción. Mal asunto.
    Besitosss

    ResponderEliminar
  25. Qué pena Señor!!!. Con las cosas bonitas que tiene la vida para ver y aprender y estar pendiente así de un maldito cacharro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Buenas noches amigo , muy buena entrada , estoy de acuerdo que enfermedad yo no la veo como tal , pero si un mal vicio y la culpa de ellos los padres así de claro , pq lo que no es normal que para que a ellos no les molesten le tengan a un bebe pq son bebes algunos con el móvil en las manos con la pantalla de dibujos.. pero yo diría aún más , no solo son los jóvenes , los que tenemos ya una edad mas que adulta tb y hay vamos a meternos todos y se salve quien pueda ..cuando sales por ahí ves a parejas de mediana edad los dos cada uno a su rollo o bien en las redes o jugando o lo que sea ..con lo cual la comunicación del bis a bis como que se va perdiendo si no tenemos la cabeza bien puesta y pensamos un poco más que todo la tecnología esta bien pero usada con moderación ... buenas noches y perdona el rollo que me he marcado ajajja besos.

    ResponderEliminar
  27. Totalmente de acuerdo con tus observaciones Rafa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Creo que con los móviles estamos convirtiendo a los jóvenes en verdaderos tarados

    ResponderEliminar
  29. Lo malo de esto es que ya los menos jóvenes hemos entrado también en la locura.

    ResponderEliminar
  30. Esta nueva adicción es una epidemia mundial, una pérdida de tiempo y una fuga de cerebros hacia otro mundo, menos virtuoso, por supuesto. Saludos.

    ResponderEliminar
  31. No si estas muy inginado, que creo que si, yo llevo años diciendo que el movil, nos daria disgusto, me decias no, que hay que avanzar, y mil cosas mas. lo veia, y coño, empiezan a verse los resultados maravillosos
    La conversacion me daria para mucho tiempo, pero no me apetece enfadarme por cosas que aun no tengo mayoria, la tendre, sin tardar, esto no pinta bien
    Acabo de ver ua aplicacion para el movil, en el informativo, son vidios de chavalas de 12/16 años que cuidadin
    un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Que divino que sos
    te cuento yo duermo con mi cell
    Escucho antes de dormirme videos
    de meditacion y me despierto cerquita de él.
    No me jode y me da los gustos que mas puedo decirte
    Doy clases en el telefono. y bueno
    me ha encantado tu escrito
    mas besos y hasta mañana querido

    ResponderEliminar
  33. Es verdaderamente preocupante este tema. Yo lo he visto con siete y ocho años, ambos, con los móviles, que se lo dieron los padres, para que los dejaran "comer tranquilos" -como dijeron ellos-, sin ser conscientes de que los están iniciando.
    Tu fotografía de niños en un museo sin mirar el cuadro, y con móviles todos, es una triste realidad, que vemos en el día a día.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  34. No he leído los comentarios e igual me repito: JILIPOLLAS LOS PADRES POR COMPRARLO...

    BESET I CAFENET, COMPANY

    ResponderEliminar
  35. Hoy en dia la comunicación "cara a cara" cada vez es más para unos pocos valientes jajajajaja

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  36. Desgraciadamente mucha culpa de eso la tienen un gran colectivo de padres. Es un fenómeno global. Aquí lo tenemos también y d qué manera!

    Muy oportuna tu entrada, pero no te van hacer caso...

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Fue muy fácil dominarnos. Y para esos padres mantener a sus hijos quietos.
    El mal de la era, querido Rafa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Me parece que es una enfermedad que estamos cogiendo todos sin darnos cuenta, entras en el Tran, metro o bus y enseguida vez a la gente cogida con él, entra un pasajero y lo primero que hace es echarle mano al mocil, un uso muy práctico pero a la vez contagioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.