Escribir Por Afición es un blog personal en el que comento noticias, publico escritos o simplemente escribo sin más. ¡Espero que os guste!

martes, 25 de septiembre de 2018

EL DELFÍN CACHONDO.


Imagen tomada de Internet.

La noticia la leí a mediados del mes de agosto y decía que una playa de la Bretaña Francesa tuvieron que cerrarla por un delfín muy amoroso. El delfín cachondo se llama Zafar un bello y pacífico animal que lleva años viviendo en el puerto de Brest en la ciudad de Landevennec. Era muy divertido y juguetón, pero el animal de tres metros de largo y 300 kilos de peso ha alcanzado la madurez sexual y “está más caliente que la plancha de un sastre”, lo cual esas ganas locas de tener sexo, lo ha convertido en un peligro para los bañistas. En varias ocasiones como ha informado France 3 ha levantado del agua con su nariz a varias personas que le rodeaban en su intento de cortejo; y una mujer tuvo que ser rescatada con un bote salvavidas, después de que Zafar no la dejase volver a la orilla. Así que el alcalde de la localidad para evitar daños mayores, ha decidido cerrar la playa y prohibir el baño y buceo en la zona, hasta que el delfín encuentre una pareja de su especie y “chingue”, como mandan los cánones. Los ecologistas dicen que no hay que alarmarse, y basta con que los bañistas no se acerquen a menos de cien metros de Zafar. (La cuestión como dijo mi amigo el cura el día de la novena de San Marcos y que fue recogido por Europa Press: “La jodienda no tiene enmienda”).    

29 comentarios:

  1. es anti-natura que un defín esté "domiciliado" en un lugar , su naturaleza es en manada y nadar en océano abierto , a menos que ese delfín haya sido criado en cautiverio y se mantenga cautivado para la industria del turismo

    pena da que a tres años siga allí

    abrazos gorditos

    ResponderEliminar
  2. A lo largo de nuestra historia, sabe dios con quien nos hemos cruzado, ya lo hicieron las peras y las manzanas, ahora toca a humanos con delfines ¿que saldría de ahí?

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Se ha visto videos de delfines tras mujeres humanas.

    ResponderEliminar
  4. Una noticia muy graciosa igual que tu forma de contarlo. Claro que a la mujer que tuvieran que rescatar no le haría tanta gracia, jajaja.
    Como siempre un placer leerte
    Un abrazo Rafa.

    ResponderEliminar
  5. Un caso muy simpático y original.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno. Aquí hay que decir como un amigo, cuando vio a su doberman montando a una Chau.chau: "no jodás, los animales también tiran". Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Bueno, como vive en el mar no parece muy peligroso. La juventud, en un mamífero conlleva esos ardientes niveles hormonales.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Rafa.. Un delfín que se llama Zafar, que maravilla, pero dime para que quieren tener un delfín confinado en un parque, a mi se me antoja, como si metieran a una persona de 20 años en una jaula, esperando que satisfaga sus necesidades socio-sexologicas.. Pues no.. Que lo dejen suelto, y seguro que dentro de un tiempo volverá de visita con varios retoños, fruto de un amor intenso..
    Un abrazo compa..

    ResponderEliminar
  9. No pensaba yo que los delfines tenían ese comportamiento ta fogoso....Saludos

    ResponderEliminar
  10. Vaya con el Delfín... más caliente que la plancha de un sastre, jajajjja

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. No está de moda el poliamor? Pues hala más poli que éste jaja
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Habrá que apuntarle a una pagina de encuentros y ligues. ¡Vaya historia! abrazos

    ResponderEliminar
  13. "Cuando las ganas de chingar aprietan, ni los culos de los muertos se respetan", decía aquel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. jajajaja... Pues no sabia yo que los delfines metían la nariz para eso, que cosas... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  15. Todos pertenecemos a la misma evolución

    ResponderEliminar
  16. Entiendo perfectamente a Zafar. Yo tengo mis días, en que quizá debería ir con un cartel de "no se acerque a menos de 100 metros". O un "acérquese, acérquese, y aténgase a las consecuencias", jajajaja.
    ¿Cien metros? ¿Tanto?

    Un abrazo (hoy puedes acercarte, no tengo peligro, jajaja)

    ResponderEliminar
  17. Que buena historia , en el amor y deseo parece ser que todo ser vivo tiene los mismos instintos..
    Un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar
  18. Un delfino che, infine è diventato pericoloso per la gente!
    Un sorriso,silvia

    ResponderEliminar
  19. jajajajajajajajjajajajajajajajajajaja
    y adopto la expresión “está más caliente que la plancha de un sastre”, aunque espero no toparme con un delfín cachondo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Quizás la solución está en que le presentes al amigo protagonista de tu entrada de hoy al delfín Zafar: ambos están necesitados.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Una historia de soledad y cachondez contada con tus expresiones tan divertidas y personales.
    Me hiciste reír, Rafita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Pues toda la playa queda para él!

    Buena semana!

    ResponderEliminar
  23. jajajajaj no debería darme risa pero me da es todo un maltrato jajaja que fuerte vale tú como siempre atrapando en tu lectura, un beso Rafa desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  24. En los momentos de calentura no se hace la diferencia, vaya con el delfín.
    Un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.